Medicamentos

HEPARINA - Laboratorio Biosano

Laboratorio Biosano Medicamento / Fármaco HEPARINA

Antihipertensivo. Vasodilatador del músculo liso.

Composición.

Cada frasco-ampolla de 5 ml contiene: Heparina Sódica 25.000 UI.

Indicaciones.

Trombosis venosa y embolismo pulmonar. Embolización asociada con fibrilación auricular. Coagulación diseminada IV. Cirugía arterial y cardíaca. Enfermedad cerebrovascular. Infarto al miocardio. Embolismo arterial. Prevenir la coagulación en transfusiones sanguíneas, circulación extracorpórea, diálisis y muestreo de sangre para análisis clínico.

Dosificación.

La heparina se administra generalmente por vía IV, en infusión gota a gota o en inyección. En el primer caso se añaden 4 ml (20.000 UI) de heparina a 1 litro de suero fisiológico, de suero glucosado al 5% o de suero y se regula la velocidad de infusión de forma que el enfermo reciba cada hora 1.000-2.000 UI de heparina (unas 25 gotas por minuto. En el segundo caso se administran cada 24 horas 4 inyecciones IV: 3 de 1 ml 5.000 UI) a las 20 horas. Si se utiliza una cánula de goma o una aguja de heparina, se administrarán cada 3 ó 4 horas tantos ml como sean necesarios para que el enfermo reciba cada hora 1.000 a 2.000 UI de heparina. Cuando la administración se hace en infusión gota a gota es importante determinar cada 3 ó 4 horas el tiempo de coagulación, pues la cantidad de heparina necesaria para mantener el tiempo de coagulación es 15-20 minutos (método de vidrio de reloj) o en el tiempo de coagulación es inferior a 15 minutos (o 10 minutos según método utilizado) se añadirá al líquido que quede por infundir la cantidad de heparina necesaria, para asegurar desde el próximo control un tiempo de coagulación dentro de los límites favorables deseados, es decir 5.000-10.000 UI de heparina por cada 400 ml de líquido que quede por infundir.

Contraindicaciones.

Hemorragia activa incontrolable. Historia de alergia o asma.

Efectos colaterales.

La principal complicación que se puede observar en la terapia es hemorragia. La aparición de sangramiento significativo GI o del tracto urinario durante la terapia anticoagulante puede indicar la presencia de una lesión oculta o subyacente. La inyección IM de heparina sódica causa frecuentemente irritación local, dolor moderado, hematoma. Se han reportado reacciones de hipersensibilidad con escalofríos, fiebre y urticaria, asma, rinitis, lacrimación y reacciones anafilácticas, reacciones vasoespásticas en los 6-10 días posteriores al inicio de la terapia que pueden durar 4-6 horas. Luego de la administración IV se puede observar trombocitopenia aguda reversible. La administración crónica y en dosis elevadas puede producir supresión de la síntesis de aldosterona, alopecia trasiante y priapismo.

Precauciones.

Función hepática alterada. Hipertensión. Función renal alterada y shock. Heparina no cruza la placenta. Sin embargo se deben tomar las precauciones si se usa durante el último trimestre del embarazo o postparto. Heparina no se excreta en la leche. Los pacientes ancianos mayores de 60 años son más sensibles a las hemorragias durante la terapia con heparina.

Presentación.

Envase conteniendo 50 frascos-ampolla.

50.000 U.I. / 10 mL

Anticoagulante.

Composición.

Cada frasco-ampolla de 10 ml contiene: Heparina Sódica 50.000 U.I.

Propiedades.

Heparina es un anticoagulante natural de la sangre in vivo in vitro.Administradas en dosis terapéuticas completas, la Heparina prolonga el tiempo de coagulación de la sangre total, el tiempo de trombina y el tiempo protrombina de una etapa. La extensión del tiempo de coagulación guarda proporción con la dosis aplicada, mientras dosis terapéutica, por regla general, no afectan el tiempo de sangría medible. En la mayoría de los casos, dosis baja de la Heparina no influyen en grado medible en el tiempo de coagulación. Heparina actúa en múltiples sitios de coagulación normal. Pequeñas cantidades de Heparina en asociación con antitrombina III (Cofactor de Heparina) pueden prevenir el desarrollo de un estado hipercoagulante al inactivar el factor X activado, impidiendo la conversión de la protrombina en trombina (principio de profilaxis de dosis baja). Una vez que exista un estado hipercoagulante, cantidades más grandes de la Heparina, en combinación con antitrombina III, pueden inhibir el proceso de coagulación, inactivando la trombina e intermediarios de coagulación anteriores, previniendo de este modo la conversión del fibrinógeno en fibrina (principio de terapia de dosis completa). La Heparina también previene la formación de un coágulo insoluble al inhibir la activación del factor estabilizante de la fibrina. La Heparina no ejerce actividad fibrinolítica. Por ello, no puede lisar coágulos ya existentes. La menstruación y embarazo no son contraindicaciones al tratamiento con Heparina. La Heparina no atraviesa la placenta ni aparece en la leche materna. Además de sus propiedades anticoagulantes, la Heparina esta dotada de cierto efecto depurativo sobre la lipemia, el que se puede utilizar en tratamiento y prevención de la ateroesclerosis y embolia grasosa.

Indicaciones.

Tratamiento y profilaxis de trombosis venosas arterial y pulmonar. Profilaxis de trombosis arterial postoperatoria. Usos:Heparina está indicada para la profilaxis y tratamiento de la trombosis venosa y la embolia pulmonar, para el tratamiento del infarto miocardico y embolia arterial; para prevenir la coagulación en la cirugía arterial y cardíaca y para prevención de la trombosis cerebral. La Heparina puede emplearse también como anticoagulante en las transfusiones sanguíneas, circulación extracorpórea, procesos de diálisis y para fines de laboratorio.

Dosificación.

Hemodiálisis:normalmente se requieren 7.500 - 12.500 UI (sin preservantes) por diálisis. Administración intravenosa:5.000 - 10.000 UI cada cuatro horas, sea por inyección de bolo sea por infusión continua diluido en inyección de cloruro de sodio o inyección de dextrosa. Sin embargo, la dosis debe ajustarse de acuerdo con los resultados de las valoraciones del estado de coagulación efectuadas en momentos antes de cada administración. El tiempo de coagulación debe ser 2-3 veces el valor determinado de las pruebas. Administración subcutánea:(dosificación terapéutica): la administración subcutánea de 10.000 UI debe practicarse cada 8 horas después de aplicada una inyección intravenosa inicial de 5.000 UI. Profilaxis de dosis baja:5.000 UI por vía subcutánea se aplican 2-6 horas pre-operatoria y cada 8-12 horas postoperatoriamente durante 10-14 días, o hasta que el paciente esté ambulante, según cual dure más tiempo. Infarto miocardico:5.000 UI por vía subcutánea cada 12 horas comenzando dentro de las 12 horas siguientes a la aparición del primer signo de infarto miocardio. Cirugía de corazón abierto: operaciones de menos de 2 horas 120 UI/kg/hora. Para intervenciones que duren más tiempo, se aplicará una y media veces esta dosis. Para cada 450 ml de sangre utilizada se necesitan 2.000 UI los períodos de tratamiento varían desde 10 a 14 días en la profilaxis perioperatoria hasta tanto como 6 semanas en el tratamiento de una trombosis establecida. Es de suponer que la Heparina habrá desaparecido de la corriente sanguínea 4 horas después de la inyección intravenosa de 5.000 UI y 6-8 horas después de administrar 10.000 UI de Heparina intravenosa. En los estados que necesiten grandes cantidades de Heparina, tal como en el bypass cardiopulmunar, se debe emplear la Heparina sin preservante. Si no se puede obtener ésta y se tiene que utilizar Heparina preservada, hay que elegir la solución más concentrada de Heparina (25.000 UI/ml.) para minimizar la cantidad de preservante administrado. La Heparina se administra habitualmente por inyección intravenosa ocasionalmente se usa la vía subcutánea. A causa de la alta incidencia de hematomas no se puede aconsejar la vía intramuscular. El aumento del tiempo de coagulación brindado por la Heparina se manifiesta luego de la administración, durando de 4 a 6 horas después de la inyección intravenosa y unas 8 horas después de la subcutánea.

Contraindicaciones.

La Heparina está contraindicada en los pacientes con hipersensibilidad establecida a la misma. También está contraindicada cuando los ensayos apropiados de coagulación de sangre, por ejemplo tiempo de coagulación de la sangre total, tiempo de tromboplastina parcial no se pueden practicar a los intervalos requeridos. Por regla general, no es necesario comprobar el efecto de Heparina de dosis baja en los pacientes con parámetros de coagulación normales. El medicamento está contraindicado en todo estado de sangría activa no controlado. La Heparina está contraindicada en pacientes con trombocitopenia severa o con hipertensión severa no controlada.

Efectos secundarios.

La Hemorragia es la principal complicación de la terapia con Heparina, pudiendo producirse en cualquier sitio. Alopecia transitoria y diarrea pueden aparecer. La trombocitopenia y osteoporosis con fracturas espontáneas han sido referidas. Ocasionalmente han sido reportadas reacciones febriles o alérgicas, priaprismo, dolor al pecho y aumento de transaminasas.

Precauciones.

La terapia de Heparina debe utilizarse con precaución en aquellos pacientes que van a ser sometidos a cirugía y a los con función renal o hepática trastornada.

Advertencias.

Cuando la Heparina se administra en cantidades terapéuticas, la dosis debe ajustarse según el resultado de ensayos de coagulación de la sangre efectuados con frecuencia. En caso de que la prueba de coagulación muestre un tiempo excesivamente prolongado o si sobreviene una hemorragia, hay que suspender sin dilación el fármaco. Algunos de los estados que presentan riesgo aumentado de hemorragia son: cardiovascular, endocarditis bacteriana subaguda, esclerosis arterial, permeabilidad aumentada; durante e inmediatamente después de la anestesia espinal o de apófisis espinosa y cirugía mayor, especialmente la aplicada al cerebro a la médula espinal y al ojo. Hematológico:estados asociados con tendencia incrementada a hemorragia, tales como hemofilia, algunas formas de púrpura y trombocitopenia. Gastrointestinal:Lesiones ulcerativas inaccesibles y avenamiento de tubo continúo del estómago o del intestino delgado. Heparina puede prolongar al tiempo de protombina de una etapa. Por lo tanto, al administrar la Heparina sódica con dicumarol o warfarina sódica, hay que esperar por lo menos 5 horas después de aplicar la última dosis intravenosa o 24 horas después de la última subcutánea, antes de que se tomen muestras de sangre, para obtener un tiempo de protrombina válido.

Interacciones.

Los fármacos (tales como ácido acetilsalicílico, dextrán, fenilbutazona, ibuprofeno, indometacina, dipiridamol e hidroxicloroquina) que interfieren en las reacciones de agregación plaquetaria pueden causar hemorragia, debiendo utilizarse con precaución en los pacientes que reciben Heparina. Puede ser preciso aumentar la dosis de Heparina en los estados febriles, además, con el ácido acetilsalicílico y otros salicílicos se puede incrementar el riesgo de úlcera gastrointestinales. La digitalis, tetraciclina, nicotina o los antihistamínicos pueden contrarrestar parcialmente la acción anticoagulante de la Heparina sódica. En la trombosis, tromboflebitis, infección con tendencia a producir trombosis, infarto miocárdio, cáncer y pacientes postoperatorios, se encuentra frecuentemente una resistencia incrementada al fármaco. La administración con anticoagulantes orales, con glucocorticoides y con Dextran 40 aumenta el riesgo de hemorragias.

Compatibilidad.

Dextrosa 5% y suero fisiológico.

Incompatibilidades.

Amikacina, Diazepam, Difenilhidantoína, Eritromicina, Fentanilo, Gentamicina, Hialuronidasa, Metadona, Morfina, Tobramicina, Vancomicina, buffer fosfato, carbonato u oxalato de sodio. No es recomendable mezclar heparina con otros medicamentos, a menos que la compatibilidad sea documentada.

Estabilidad.

El producto diluído en suero fisiológico o en dextrosa al 5% es estable por 10 horas a no más de 25°C.

Sobredosificación.

Una complicación posible de terapia es la hemorragia. Leve epistaxis, aparición ocasional de corpúsculos rojos en la orina y contusiones. Leve hemorragia por sobredosificación se puede tratar comúnmente suspendido el fármaco. Fuerte derrame sanguíneo puede ser reducido por la administración de sulfato de protamina. El efecto de la Heparina es inmediatamente reversible por la aplicación intravenosa de una solución de protamina al 1%. La inyección debe administrarse muy lentamente (en el curso de 1 a 3 minutos). La cantidad de protamina necesaria para neutralización desciende rápidamente en fusión del tiempo transcurrido después de la administración de Heparina. Si la protamina se da antes de transcurrido 15 minutos de la Heparina, 10 mg de la misma neutralizará 1.000 UI de Heparina, mientras que a los 30 minutos de la inyección de 1.000 U.I. de Heparina se precisan solo 5 mg de sulfato de protamina. Si ha pasado más tiempo después de la aplicación de Heparina, la dosis de sulfato de protamina necesaria para neutralización debe determinarse con exactitud por titulación con el plasma del paciente.

Presentación.

Frasco ampolla de 10 ml.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con HEPARINA .

2