Medicamentos

ZOTRAN - Laboratorio Pfizer

Laboratorio Pfizer Medicamento / Fármaco ZOTRAN

Ansiolítico.

Composición.

Cada comprimido de ZOTRAN®, para administración oral, contiene 0,25; 0,5; ó 1 mg de Alprazolam. Excipientes: Zotran Comprimidos 0,25 mg: Lactosa monohidrato, Celulosa microcristalina, Almidón de maíz, Docusato de sodio, Benzoato de sodio, Estearato de magnesio, Dióxido de silicio coloidal, c.s. Zotran Comprimidos 0,5 mg: Lactosa monohidrato, Celulosa microcristalina, Docusato de sodio, Benzoato de sodio, Dióxido de silicio coloidal, Colorante FD&C amarillo N°6, laca alumínica, Almidón de maíz, Estearato de magnesio, c.s. Zotran Comprimidos 1 mg: Lactosa monohidrato, Celulosa microcristalina, Docusato de sodio, Benzoato de sodio, Dióxido de silicio coloidal, Colorante FD&C azul N°2, laca aluminica, Almidón de maíz, Estearato de magnesio, c.s.

Indicaciones.

Los comprimidos de ZOTRAN®están indicados para el manejo del trastorno de ansiedad (una enfermedad que corresponde más cercanamente al diagnóstico de trastorno generalizado de ansiedad dado en el Manual Diagnóstico y Estadístico de la APA [DSM-III-R]) o el alivio a corto plazo de los síntomas de la ansiedad. La ansiedad o tensión asociada con el estrés de la vida diaria usualmente no requiere tratamiento con un ansiolítico. El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por ansiedad excesiva o poco realista, así como preocupación (expectación aprensiva) acerca de dos o más circunstancias de la vida, por un período de seis meses o más, durante el cual la persona ha estado inquieta más días que sin estas preocupaciones. Al menos 6 de los siguientes 18 síntomas a menudo están presentes en estos pacientes: Tensión Motora (temblor, espasmo o sensación de agitación; tensión, dolores o inflamaciones musculares; inquietud; fatiga (cansancio) fácil). Hiperactividad Autonómica (disnea o sensación de asfixia; palpitaciones o frecuencia cardiaca acelerada; sudoración o manos frías y húmedas; sequedad de la boca; mareo o sensación de desmayo; náuseas, diarrea u otro malestar abdominal; rubefacción o escalofríos; micción frecuente; dificultad para deglutir o 'nudo en la garganta'). Vigilancia y Exploración (sensación de gran nerviosismo o impaciencia; respuesta exagerada al asustarse; dificultad para concentrarse o 'la mente en blanco' debido a la ansiedad; dificultad para quedarse o permanecer dormido; irritabilidad). Estos síntomas no deben ser secundarios a otros trastornos psiquiátricos o causados por algún factor orgánico. La ansiedad asociada con depresión responde a ZOTRAN®. ZOTRAN®también está indicado para el tratamiento del trastorno de pánico con o sin agorafobia. Los estudios que apoyan esta aseveración se realizaron en pacientes cuyos diagnósticos correspondían cercanamente a los criterios DSM-III-R/IV para trastornos de pánico. El trastorno de pánico es una enfermedad caracterizada por ataques de pánico recurrentes. Los ataques de pánico, al menos inicialmente, son inesperados. Más tarde con el curso de esta alteración ciertas situaciones, por ejemplo, conducir un automóvil o encontrarse en un lugar atestado, pueden asociarse con la aparición de un ataque de pánico. Estos ataques de pánico no son gatillados por situaciones en las que la persona es el foco de atención (como fobia social). El diagnóstico requiere cuatro de estos ataques dentro de un período de cuatro semanas o bien uno o más ataques seguidos por al menos un mes de miedo persistente de sufrir otro ataque. Los ataques de pánico deben caracterizarse por al menos cuatro de los siguientes síntomas: disnea o sensación de asfixia; mareo, sensación de inestabilidad o desmayo; palpitaciones o taquicardia; temblor o conmoción; sudoración; sofocación; náuseas o dolor abdominal; despersonalización o desrealización; parestesia; bochornos o escalofríos; dolor torácico o malestar; miedo de morir; miedo de enloquecer o de hacer algo fuera de control. Al menos algunos de los síntomas de ataque de pánico deben desarrollarse repentinamente y los síntomas de ataque de pánico no deben atribuirse a algunos factores orgánicos conocidos. El trastorno de pánico frecuentemente se asocia con algunos síntomas de agorafobia. Las demostraciones de la efectividad del ZOTRAN®mediante un estudio clínico sistemático se limitan a cuatro meses de duración para trastornos de ansiedad y cuatro a diez semanas de duración para trastornos de pánico, sin embargo, los pacientes con trastornos de pánico han sido tratados bajo un régimen abierto por hasta ocho meses sin una aparente pérdida de beneficios. Los médicos deberían reevaluar periódicamente la utilidad de la droga para cada paciente individual.

Dosificación.

La dosis óptima se debe individualizar con base en la gravedad de los síntomas y en la respuesta específica de cada paciente. En los pacientes que requieren dosis mayores, la dosificación se debe aumentar con precaución para evitar efectos adversos. En general, los pacientes que no han recibido previamente medicamentos psicotrópicos requerirán dosis un poco menores que los que se han tratado previamente con tranquilizantes, antidepresivos o hipnóticos menores. En ancianos o en pacientes debilitados, se recomienda seguir el principio general de utilizar la dosis efectiva más baja para evitar el desarrollo de ataxia o sobresedación. Duración del Tratamiento:Los datos disponibles respaldan la utilización por hasta 6 meses para la ansiedad y la depresión y por hasta 8 meses en el tratamiento del trastorno de pánico. Interrupción del Tratamiento:Para interrumpir el tratamiento con alprazolam, la dosis se debe reducir lentamente de conformidad con las buenas prácticas médicas. Se sugiere que la dosis diaria de alprazolam se disminuya en no más de 0,5 mg cada 3 días. Algunos pacientes pueden necesitar una reducción de la dosis incluso más lenta. Utilización Pediátrica:No se ha establecido la seguridad y eficacia en niños menores de 18 años de edad.

Contraindicaciones.

ZOTRAN®está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a las benzodiazepinas, alprazolam o cualquier componente de las formulaciones de estos productos.

Reacciones adversas.

Los eventos adversos, si ocurren, generalmente se observan al inicio del tratamiento y usualmente desaparecen con la utilización continua del medicamento o la disminución de la dosis. Los efectos adversos asociados con el tratamiento con alprazolam en pacientes que participan en estudios clínicos controlados fueron los siguientes:

En la experiencia postcomercialización, se han reportado los siguientes efectos adversos:

En muchos de los reportes de casos espontáneos de efectos adversos sobre la conducta, los pacientes estaban recibiendo otros medicamentos que actúan sobre el SNC de manera concomitante y/o fueron descritos como pacientes que presentaban condiciones psiquiátricas subyacentes. Los pacientes que presentaban trastorno límite de la personalidad, antecedentes previos de violencia o conductas agresivas o abuso de alcohol o sustancias podrían estar en riesgo de dichos eventos. Se han reportado actos de irritabilidad, hostilidad e ideas intrusivas durante la interrupción de alprazolam en pacientes con trastorno de estrés postraumático.

Advertencias.

Se recomienda precaución cuando se están tratando pacientes con insuficiencia renal o insuficiencia hepática. Puede presentarse habituación y dependencia emocional/física con las benzodiazepinas, incluido alprazolam. Como sucede con todas las benzodiazepinas, el riesgo de dependencia aumenta con el aumento de la dosis y la utilización prolongada, y es mayor en pacientes con antecedentes de alcoholismo o abuso de drogas. Se han presentado síntomas de abstinencia después de la disminución rápida o interrupción abrupta de las benzodiazepinas incluido alprazolam. Estos pueden variar entre disforia leve e insomnio hasta síndromes mayores que pueden incluir calambres abdominales y musculares, vómito, sudoración, temblor y convulsiones. Además, se han presentado crisis epilépticas durante disminuciones rápidas o interrupciones abruptas del tratamiento con alprazolam. Se han asociado trastornos de pánico con los trastornos depresivos mayores primarios y secundarios y aumento de los reportes de suicidio entre los pacientes no tratados. Por lo tanto, se debe tener la misma precaución cuando se utilizan dosis más altas de alprazolam en el tratamiento de pacientes con trastornos de pánico, igual a la que se tiene con la utilización de cualquier psicotrópico para el tratamiento de pacientes depresivos o de pacientes para los que existe una razón para esperar ideas o planes suicidas ocultos. La administración a pacientes gravemente deprimidos o suicidas deberá realizarse con precauciones apropiadas y cantidad apropiada de la prescripción.

Interacciones.

Las benzodiazepinas producen efectos depresivos aditivos sobre el SNC cuando se coadministran con el alcohol u otros medicamentos que producen depresión del SNC. Las interacciones farmacocinéticas pueden ocurrir cuando alprazolam se administra con medicamentos que interfieren con su metabolismo. Los componentes que inhiben algunas enzimas hepáticas (particularmente el citocromo P4503A4) pueden aumentar la concentración de alprazolam y mejorar su actividad. Los datos de los estudios clínicos con alprazolam, los estudios in vitro con alprazolam y los estudios clínicos con medicamentos metabolizados de forma similar al alprazolam proporcionan evidencia de diversos grados de interacción y posible interacción con alprazolam para un número de medicamentos. Con base en el grado de interacción y el tipo de datos disponibles, se realizan las siguientes recomendaciones: La coadministración de alprazolam con ketoconazol, itraconazol u otra clase de antimicóticos del tipo azol no se recomienda. Se recomienda precaución y consideración de la reducción de la dosis cuando alprazolam se coadministra con nefazodona, fluvoxamina y cimetidina. Se recomienda precaución cuando alprazolam se coadministra con fluoxetina, propoxifeno, anticonceptivos orales, diltiazem o antibióticos macrólidos como por ejemplo eritromicina y troleandomicina. Las interacciones que incluyen los inhibidores de la proteasa del VIH (por ejemplo ritonavir) y alprazolam son complejas y dependientes del tiempo. Las dosis bajas de ritonavir producen gran deterioro de la depuración de alprazolam, prolongan su semivida de eliminación y aumentan los efectos clínicos. Sin embargo, una vez se prolongue la exposición a ritonavir, la inducción de CYP3A contrarresta esta inhibición. Esta interacción requiere un ajuste de la dosis o interrupción de alprazolam. Fertilidad, embarazo y lactancia:Embarazo:Los datos relacionados con teratogenicidad y efectos sobre el desarrollo postnatal y la conducta después del tratamiento con benzodiazepinas son inconsistentes. Existe evidencia de algunos estudios iniciales con otros miembros de la clase de benzodiazepinas de que la exposición en el útero puede estar asociada con malformaciones. Los estudios posteriores con medicamentos de la clase de las benzodiazepinas no han proporcionado evidencia clara de ningún tipo de defecto. Los niños expuestos a las benzodiazepinas durante finales del tercer trimestre de embarazo o durante el trabajo de parto han reportado la presencia del síndrome de hipotonía infantil o síntomas de abstinencia neonatal. Si alprazolam se utiliza durante el embarazo o si la paciente queda embarazada mientras toma alprazolam, la paciente deberá evaluarse para establecer el posible peligro para el feto. Lactancia:Los niveles de benzodiazepinas, incluido alprazolam, en la leche materna son bajos. Sin embargo, no se recomienda lactar mientras se estén utilizando benzodiazepinas. Efectos sobre la capacidad para conducir y operar maquinaria:Los pacientes deberán advertirse sobre la utilización de alprazolam mientras conducen vehículos automotores o participan en actividades peligrosas hasta que se haya establecido que no han sido afectados por recibir el medicamento.

Sobredosificación.

Los síntomas de sobredosis con alprazolam son extensiones de su acción farmacológica e incluyen somnolencia, habla mal articulada, descoordinación motora, coma y depresión respiratoria. Las secuelas serias son raras a menos que otros medicamentos y/o etanol se hayan estado ingiriendo de forma concomitante. El tratamiento de la sobredosis principalmente es el soporte de la función respiratoria y cardiovascular. El valor de la diálisis no se ha determinado. Se puede utilizar Flumazenil como adyuvante para el manejo de la función respiratoria y cardiovascular asociada con la sobredosis.

Presentación.

ZOTRAN 0,25 mg x 30 comprimidos, ZOTRAN 0,5 mg x 30 comprimidos, ZOTRAN 1 mg x 30 comprimidos.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con ZOTRAN .

1