Medicamentos

DEPO-MEDROL CON LIDOCAINA - Laboratorio Pfizer

Laboratorio Pfizer Medicamento / Fármaco DEPO-MEDROL CON LIDOCAINA

Composición.

Ingrediente activo: Acetato de metilprednisolona con lidocaína: (40 mg, 10 mg)/mL Excipientes: Macrogol 4000, Alcohol bencílico, Cloruro de sodio, Cloruro de miristil-gamma- picolinio, Agua para inyectables, c.s.

Toxicología.

Metilprednisolona: De acuerdo con estudios convencionales de farmacología de seguridad, la toxicidad de dosis reiteradas, no se identificaron riesgos inesperados. Las toxicidades observadas en los estudios con dosis repetidas son las que se esperaba que ocurrieran con la exposición continuada a esteroides adrenocorticoides exógenos. Potencial carcinogénico:No se han llevado a cabo estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico, dado que el medicamento solamente está indicado para tratamientos a corto plazo. Potencial mutagénico:No hubo evidencia de mutaciones genéticas y cromosómicas potenciales cuando se probó en estudios limitados llevados a cabo en células bacterianas y de mamíferos. Toxicidad reproductiva:No se han llevado a cabo estudios de fertilidad reproductiva en animales para evaluar específicamente el potencial de trastornos de la fertilidad. No hay evidencia de que los corticosteroides causen trastornos de la fertilidad. Los corticosteroides han mostrado ser teratogénicos en muchas especies cuando se administran dosis equivalentes a la dosis humana. En estudios de reproducción animal, los glucocorticoides tales como la metilprednisolona, han mostrado inducir malformaciones (paladar hendido, malformaciones esqueléticas) y retraso del crecimiento intrauterino. Lidocaína:Potencial carcinogénico:No se han llevado a cabo estudios a largo plazo en animales para evaluar el riesgo carcinogénico. Los valores de LD oral y subcutáneo50 en los ratones variaron entre ~ 160 y ~ 400 mg/kg del peso corporal, mientras que los valores de LD50 intramuscular de lidocaína en las ratas fueron de 260 mg/kg del peso corporal. No se proveyeron estudios con respecto a la toxicidad de las dosis reiteradas. Potencial mutagénico:Los estudios de genotoxicidad se realizaron con lidocaína y sus metabolitos. El ensayo microsómico de Salmonella (Salmonella typhimurium cepas TA100, TA98 y TA1538 con 1, 10, 100 y 500 mg/placa), con o sin activación metabólica, con lidocaína y sus metabolitos monoetilglicinaxilidina, N-hidroxilidocaína, N-hidroxi-monoetilglicinaxilidina, 2,6-xilidina, 2,6-dimetil fenilhidroxilamina, no revelaron ninguna actividad mutagénica. Sin embargo, estos estudios no fueron realizados de manera eficiente. Toxicidad reproductiva:Se llevó a cabo un estudio en ratas macho y hembra a las que se administraron de manera oral 30 mg/kg del peso corporal de lidocaína por día durante 8 meses. Durante ese período, se realizaron 3 apareamientos y se analizaron parámetros reproductivos para cada gestación, así como durante el desarrollo de la cría hasta el destete. No se detectaron reacciones. Metilprednisolona más lidocaína:Potencial carcinogénico:No se han llevado a cabo estudios a largo plazo en animales para evaluar el riesgo carcinogénico. Se descubrió que la LD50 de sólo lidocaína administrada de manera intraperitoneal a los ratones albinos era de 126 ± 4,6 mg/kg. El pretratamiento de estos ratones con dosis de metilprednisolona de hasta 0,5 mg/kg, no modificaron significativamente la toxicidad aguda de lidocaína. Los estudios sobre la irritación aguda intrarticular en conejos albinos que usan 0,25 ml de cada acetato de metilprednisolona e hidrocloruro de lidocaína, acetato de metilprednisolona solo o salina durante cuatro días después de la inyección de una de estas sustancias no mostraron anormalidades significativas del líquido sinovial, las membranas sinoviales o las superficies de articulación de estas articulaciones. Un estudio de toxicidad parenteral de seis semanas en ratas para caracterizar la toxicidad subaguda sistémica de una combinación de acetato de metilprednisolona y lidocaína no demostró otro hallazgo que no sea el atribuible al contenido de glucocorticoide del producto, ni tampoco se registraron cambios histológicos en estos animales que se le puedan atribuir al tratamiento solo con metilprednisolona o lidocaína. Potencial mutagénico:No se han llevado a cabo estudios de genotoxicidad con la combinación de metilprednisolona y lidocaína (véase a continuación la genotoxicidad ya que se relaciona con los medicamentos individuales). Toxicidad reproductiva:No se han llevado a cabo estudios de reproducción con la combinación de metilprednisolona y lidocaína (véase a continuación la toxicidad de reproducción ya que se relaciona con los medicamentos individuales).

Indicaciones.

Para Administración Intrasinovial O En El Tejido Blando: DEPO-MEDROL con lidocaína suspensión acuosa estéril está indicado como terapia coadyuvante para la administración por un periodo corto (para ayudar al paciente en episodios agudos o exacerbación) en: Sinovitis por osteoartritis: Epicondilitis. Artritis reumatoídea. Tenosinovitis aguda no específica Bursitis subaguda y aguda. Osteoartritis posterior a traumática Artritis gotosa aguda. DEPO-MEDROL con Lidocaína puede ser útil en tumores o en una aponeurosis o tendón (ganglión).

Dosificación.

Debido a la posibilidad de incompatibilidades físicas, el DEPO-MEDROL con Lidocaína Suspensión Acuosa Estéril (metilprednisolona acetato) no debiera ser diluida o mezclada con otras soluciones. Las formas farmacéuticas parenterales debieran ser inspeccionadas visualmente en busca de cualquier material particulado extraño y decoloración antes de la administración, siempre que el producto farmacéutico y el envase lo permitan. Administración para Efecto Local:La terapia con DEPO-MEDROL con Lidocaína no elimina la necesidad de tomar medidas convencionales usualmente empleadas. Aunque este método de tratamiento mejora los síntomas, no es en sentido de cura y la hormona no tiene efecto sobre la causa de la inflamación. Artritis Reumatoide y Osteoartritis: La dosis para administración intra-articular depende del tamaño de la articulación y varía con la severidad de la condición en el paciente individual. En casos crónicos, las inyecciones pueden repetirse a intervalos que fluctúan entre una a cinco más semanas dependiendo del grado de alivio obtenido a partir de la inyección inicial. La dosis en la siguiente tabla se dan como una guía general:

Procedimiento:Se recomienda que la anatomía de la articulación sea revisada antes de realizar la inyección intraarticular. De manera de obtener el efecto antiinflamatorio completo, es importante que la inyección se realice dentro del espacio sinovial. Empleando la misma técnica estéril que para una punción lumbar, una aguja estéril de tamaño 20 o 24 (en una jeringa seca) se inserta rápidamente dentro de la cavidad sinovial. La infiltración de procaína es electiva. La aspiración de sólo unas pocas gotas de fluido articular demuestra que el espacio articular ha sido alcanzado por la aguja. El sitio de inyección para cada articulación se determina por esa ubicación donde la cavidad sinovial es más superficial y más libre de grandes vasos y nervios. Con la aguja en el lugar, la jeringa que aspira se remueve y se coloca una segunda jeringa que contiene la cantidad deseada de DEPO-MEDROL con Lidocaína. El émbolo es entonces empujado delicadamente hacia afuera para aspirar el líquido sinovial y para asegurar que la aguja esté aún en el espacio sinovial. Después de la inyección, la articulación es movida delicadamente unas pocas veces para ayudar a la mezcla del fluido sinovial con la suspensión. El sitio se cubre con un pequeño parche estéril. Los sitios adecuados para la inyección intra-articular son la rodilla, tobillo, muñeca, codo, hombro, articulaciones falángicas y coxofemorales. Puesto que, ocasionalmente se encuentran dificultades para alcanzar la articulación de la cadera, se deben tomar precauciones para evitar cualquier vaso sanguíneo grande en el área. Las articulaciones no adecuadas para inyección son aquellas anatómicamente inaccesibles, tales como la articulación espinal y aquellas como las articulaciones sacroilíacas que están desprovistas de espacio sinovial. Los fallas en el tratamiento son frecuentemente en su mayoría el resultado de falla para ingresar al espacio articular. Se obtiene poco o ningún beneficio luego de la inyección en el tejido circundante. Si ocurren fallas cuando existe seguridad que las inyecciones fueron realizadas dentro de los espacios sinoviales, determinada por la aspiración de fluido, el uso de inyecciones repetidas resulta generalmente inútil. La terapia local no altera el proceso de la enfermedad subyacente, y siempre que sea posible debiera emplearse una terapia completa que incluya fisioterapia y corrección ortopédica. Luego de la terapia con corticoesteroides intra-articular, se debieran tomar los cuidado para evitar un excesivo uso de las articulaciones en las que el beneficio sintomático se ha obtenido. Una negligencia en esta materia puede permitir un aumento del deterioro de la articulación que será mayor que lo que compensan los efectos benéficos del esteroide. Las articulaciones inestables no debieran ser inyectadas. Repetidas inyecciones intraarticulares pueden en algunos casos resultar en inestabilidad de la articulación Se sugiere en casos seleccionados para detectar el deterioro realizar un análisis por rayos X. Si se utiliza un anestésico local antes de la inyección de DEPO-MEDROL con Lidocaína, el inserto del envase del anestésico debiera ser estudiado cuidadosamente y se debieran tomar todas las precauciones señaladas. Bursitis: El área alrededor del sitio de inyección se prepara de manera estéril y se hace una postilla en el sitio con solución de procaína clorhidrato al 1 por ciento. Una aguja de medida 20 a 24 unida a una jeringa seca se inserta en la bursa y se aspira el fluido. La aguja es dejada en el lugar y la jeringa de aspiración se cambia por una jeringa pequeña que contiene la dosis deseada. Después de la inyección la jeringa es retirada y se coloca un pequeño parche. Misceláneas:Ganglión, Tendinitis, Epicondilitis. En el tratamiento de condiciones tales como tendinitis o tenosinovitis, luego de la aplicación de un antiséptico adecuado sobre la piel, debiera procurarse inyectar la suspensión en la envoltura del tendón más que en el tendón propiamente tal. El tendón puede palparse con facilidad cuando se coloca sobre al paciente sobre una camilla. Cuando se tratan condiciones tales como epicondilitis, debiera identificarse cuidadosamente el área de mayor sensibilidad e infiltrar la suspensión dentro del área. Para los ganglios de las envolturas del tendón, la suspensión se inyecta directamente dentro del quiste. Con cada inyección, por supuesto, deben observarse las precauciones usuales de esterilidad. La dosis en el tratamiento de las diversas enfermedades de las estructuras tendinosas o bursal indicadas anteriormente varía con la enfermedad a tratar y fluctúa en un rango entre 4 y 30 mg. En condiciones crónicas o recurrentes pueden necesitarse inyecciones repetidas. Cuando se utilizan viales multidosis, es esencial tener especial cuidado para evitar la contaminación de los contenidos.

Contraindicaciones.

Se contraindica el acetato de metilprednisolona con lidocaína en: Infecciones micóticas sistémicas. Conocida hipersensibilidad a los componentes del DEPO-MEDROL. Conocida hipersensibilidad a lidocaína u otros anestésicos locales del tipo amida. Administración intravenosa. Administración intratecal. Administración epidural. Se contraindica la administración de vacunas con virus vivos o vacunas con virus vivos atenuados en pacientes que reciben dosis de corticosteroides inmunosupresoras.

Reacciones adversas.

Reacciones adversas del medicamento con el acetato de metilprednisolona: Se ha informado sobre las siguientes reacciones adversas con las siguientes vías de administración contraindicadas: Intratecal/Epidural, aracnoiditis, trastorno gastrointestinal funcional/disfunción vesical, cefalea, meningitis, paraparesia/paraplejia, convulsiones, trastornos sensoriales. Se desconoce la frecuencia de estas reacciones adversas.

Advertencias.

Este producto contiene alcohol bencílico el cual es potencialmente tóxico cuando se administra localmente en el tejido nervioso. (No usar por vía intrarraquidea). El uso de múltiples dosis de DEPO-MEDROL con lidocaína41 a partir de un vial único requiere un cuidado especial para evitar contaminación. Aunque inicialmente está estéril, el uso de algunos viales multidosis puede conducir a contaminación, a menos que se siga una técnica aséptica estricta. Se requiere un cuidado especial, tal como el uso de jeringas y agujas estériles desechables. Aun cuando los cristales de esteroides adrenales en la dermis suprimen la reacción inflamatoria, su presencia puede causar desintegración de los elementos celulares y cambios físicoquímicos en la substancia base del tejido conectivo. Los cambios dérmicos y/o subdérmicos resultantes que producen con poca frecuencia, pueden formar depresiones en la piel en el sitio de inyección. El grado en que esta reacción ocurre variará con la cantidad de esteroide adrenal inyectado. La regeneración es generalmente total dentro de unos pocos meses o después que todos los cristales del esteroide adrenal han sido absorbidos. Con el fin de minimizar la incidencia de atrofia dérmica y subdérmica, se debe proceder con cuidado para no exceder la dosis recomendada en las inyecciones. Siempre que sea posible se debieran efectuar múltiples inyecciones pequeñas en el área de la lesión. La técnica de inyección intra-articular debe incluir precauciones contra la inyección o filtración dentro de la dermis. No se debiera administrar DEPO-MEDROL con Lidocaína por una ruta diferente de aquella registrada en Indicaciones. Es crítico que, durante la administración del DEPO-MEDROL con Lidocaína, se utilice una técnica apropiada y se tomen los cuidados necesarios para asegurar una adecuada colocación de la droga. Se ha informado sobre eventos médicos graves asociados con las vías de administración intratecal/epidural (ver sección Reacciones adversas). Deben tomarse las medidas adecuadas para evitar la inyección intravascular. Cuando se utilizan viales multidosis, es esencial tener especial cuidado para evitar la contaminación de los contenidos. Existe evidencia de que el cloruro de benzalconio no es un antiséptico adecuado para esterilizar los viales multidosis. Se recomienda una solución de povidona yodada o un producto similar para limpiar el vial antes de la aspiración de contenidos. (Véase Advertencias y precauciones especiales). Las siguientes precauciones adicionales se aplican a los corticoesteroides parenterales. La inyección intrasinovial de un corticoesteroide puede producir efectos sistémicos como también locales. Aunque puede ser usado por vía intramuscular, no existe un beneficio adicional derivado de la administración de DEPO-MEDROL con Lidocaína. Cuando se desee un efecto sistémico sostenido utilizando terapia parenteral con corticoesteroides, debiera utilizarse DEPO-MEDROL solo. El análisis apropiado de cualquier fluido articular presente es necesario para excluir un proceso séptico. Un marcado aumento del dolor acompañado por hinchazón local, limitación adicional del movimiento de la articular, fiebre y malestar, son indicativos de artritis séptica. Si esta complicación ocurre y el diagnóstico de sepsis se confirma, se debe instituir una terapia antimicrobiana adecuada. Debe evitarse la inyección local de un esteroide dentro de una articulación previamente infectada. Los corticoesteroides no debieran ser inyectados en articulaciones inestables. Se requiere una técnica estéril para prevenir infecciones o contaminación. Efectos inmunosupresores/aumento de susceptibilidad a infecciones. Los corticoesteroides pueden enmascarar algunos signos de infección y nuevas infecciones pueden aparecer durante su uso. De allí que exista una resistencia disminuida y la incapacidad para localizar la infección cuando se usan corticoesteroides. Las infecciones producidas por cualquier patógeno, en cualquier parte del organismo pueden estar asociadas con el uso de corticoesteroides solos o en combinación con otros agentes inmunosupresores que afecten la inmunidad celular, inmunidad humoral o función neutrófila1. Estas infecciones pueden ser leves, pero pueden ser severas y a veces fatales. Con dosis crecientes de corticoesteroides aumenta la tasa de ocurrencia de infecciones complicadas. No utilice administración intrasinovial, intrabursal o intratendinosa para efecto local en presencia de una infección aguda. Las personas bajo efectos de medicamentos que suprimen el sistema inmune tienen más susceptibilidad a infecciones que los individuos saludables. La varicela y el sarampión, por ejemplo, pueden tener un desarrollo más grave e incluso fatal en niños no inmunes o en adultos bajo tratamiento con corticoesteroides. La administración de vacunas vivas o vivas atenuadas está contraindicada en pacientes que reciben dosis inmunosupresoras de corticoesteroides. Las vacunas inactivadas o muertas pueden ser administradas a pacientes que reciben dosis inmunosupresoras de corticoesteroides. Sin embargo, la respuesta a tales vacunas puede verse disminuida. Los procedimientos de inmunización señalados pueden realizarse en pacientes que reciben dosis no inmunosupresores de corticoesteroides. Si los corticoesteroides están indicados en pacientes con tuberculosis latente o reactivos a la tuberculina, es necesario realizar una rigurosa observación puesto que puede ocurrir una reactivación de la enfermedad. Durante una terapia prolongada con corticoesteroides, estos pacientes deben recibir quimioprofilaxis. Se ha informado la aparición de sarcoma de Kaposi en pacientes que reciben terapia con corticoesteroides. La discontinuación de los corticoesteroides puede resultar en una remisión clínica. El papel de los corticosteroides en el choque séptico ha sido controversial, y los primeros estudios informaron efectos tanto benéficos como dañinos. Más recientemente, se ha sugerido que los corticosteroides suplementarios son benéficos en pacientes con choque séptico establecido que exhiben insuficiencia adrenal. Sin embargo, su uso de rutina en choque séptico no se recomienda. Una revisión sistemática de los corticosteroides en administración por un periodo corto de tiempo a altas dosis no apoyó su uso. Sin embargo, metaanálisis de una revisión sugieren que tratamientos más prolongados (5 a 11 días) de corticosteroides a bajas dosis podrían reducir la mortalidad, especialmente en pacientes con shock séptico dependiente de vasopresores. Efectos sobre el sistema inmune:Pueden ocurrir reacciones alérgicas. Debido a que han ocurrido pocas instancias de reacciones alérgicas en la piel y de reacciones anafilácticas/anafilactoides en pacientes que reciben tratamiento con corticoesteroides, se deben tomar las medidas de precaución adecuadas antes de la administración, particularmente cuando el paciente tiene antecedentes de alergias a algún medicamento. Efectos endocrinos:En pacientes bajo tratamiento con corticoesteroide, que estén sujetos a un estrés inusual, se indican dosis aumentadas de corticoesteroides de acción rápida antes, durante y después de la situación estresante. Las dosis farmacológicas de corticoesteroides administradas durante largos períodos pueden causar supresión hipotalámico-hipofisario-adrenal (HPA); insuficiencia adrenocortical secundaria. El grado y la duración de la insuficiencia adrenocortical producida es variable entre los pacientes y depende de la dosis, la frecuencia, la hora de la administración y la duración del tratamiento con glucocorticoides. También puede ocurrir un "síndrome de desintoxicación", aparentemente no relacionado con insuficiencia adrenocortical, después de una interrupción abrupta de glucocorticoides. Este síndrome incluye síntomas como: anorexia, náuseas, vómitos, letargo, cefalea, fiebre, dolor articular, descamación, mialgia, pérdida de peso e hipotensión. Estos efectos se deben principalmente al cambio abrupto de la concentración de glucocorticoides y, en menor medida, a los bajos niveles de corticosteroides. Debido a que los glucocorticoides pueden producir o agravar el síndrome de Cushing, se deben evitar los glucocorticoides en pacientes con dicha afección. Existe un efecto acentuado de corticoesteroides en pacientes con hipotiroidismo. Metabolismo y nutrición:Los corticoesteroides, incluida la metilprednisolona, pueden aumentar la glucosa en sangre, empeorar una diabetes preexistente y predisponer a las personas que reciben tratamiento con corticoesteroides a largo plazo a una diabetes mellitus. Efectos psiquiátricos:La enajenación psíquica, que puede aparecer cuando se utilizan corticoesteroides, varía desde la euforia, el insomnio, los cambios de humor, los cambios de personalidad y la depresión grave, hasta verdaderas manifestaciones psicóticas. Además, la inestabilidad emocional y las tendencias psicóticas existentes pueden agravarse por el uso de corticoesteroides. Pueden ocurrir reacciones psiquiátricas adversas potencialmente agudas con esteroides sistémicos. Los síntomas generalmente emergen después de algunos días o semanas de comenzar el tratamiento. La mayoría de las reacciones se revierten ya sea después de la reducción de la dosis o de la desintoxicación, aunque puede ser necesario un tratamiento específico. Se informaron efectos psicológicos después de la desintoxicación de corticoides; se desconoce la frecuencia. Se debe alentar a los pacientes/responsables a que busquen atención médica si se desarrollan síntomas psicológicos en el paciente, especialmente si se sospecha de estado depresivo o ideación suicida. Tanto los pacientes como los responsables deben estar alertas por si suceden posibles trastornos psiquiátricos, que pueden ocurrir durante o inmediatamente después de la disminución o anulación de la dosis de esteroides sistémicos. Efectos del sistema nervioso:Los corticosteroides se deben usar con extrema precaución en pacientes con trastornos convulsivos. Los corticoesteroides deben usarse con precaución en pacientes con miastenia grave (consulte también la información acerca de la miopatía en la sección Efectos osteomusculares, a continuación). Ha habido informes de lipomatosis epidural en pacientes que reciben corticosteroides, típicamente con uso a largo plazo a dosis altas. Efectos oftálmicos:El uso prolongado de corticoesteroides puede producir cataratas subcapsulares y cataratas nucleares (especialmente en niños), exoftalmos, o presión intraocular aumentada, lo que puede provocar glaucoma,3 con posibles daños a los nervios ópticos, y puede fortalecer el establecimiento de infecciones oculares secundarias debido a hongos o a virus. Los corticoesteroides deben usarse con precaución en pacientes con herpes simple ocular por temor a una perforación corneal. La terapia con corticosteroides se ha asociado con coriorretinopatía serosa central, que puede llevar a desprendimiento de retina. Efectos cardíacos:Los efectos adversos de los glucocorticoides en el sistema cardiovascular, como la dislipidemia y la hipertensión, pueden predisponer a los pacientes tratados con factores de riesgo cardiovascular existentes a efectos cardiovasculares adicionales, si se usan dosis altas en tratamientos prolongados. Por consiguiente, los corticoesteroides se deben emplear juiciosamente en dichos pacientes y se debe prestar especial atención a las modificaciones de riesgo y al monitoreo cardíaco adicional, si fuese necesario. Se deben usar con precaución los corticoesteroides sistémicos y, solo si es estrictamente necesario, en casos de insuficiencia cardíaca congestiva. Efectos vasculares:Los corticoesteroides se deben usar con precaución en los pacientes con hipertensión. Efectos gastrointestinales:No hay un acuerdo universal acerca de si los corticoesteroides per se son responsables de úlceras pépticas descubiertas durante el tratamiento; sin embargo, el tratamiento con glucocorticoides puede enmascarar los síntomas de úlcera péptica, de manera que puede producirse una perforación o una hemorragia sin dolor significativo. En combinación con AINEs, aumenta el riesgo de desarrollar úlceras gastrointestinales. Los corticoesteroides deben usarse con precaución en pacientes con colitis ulcerativa no específica, si existe la probabilidad de una perforación inminente, de abscesos o de otra infección piogénica. También se debe tener precaución en la diverticulitis, en la anastomosis intestinal fresca o en la úlcera péptica activa o latente, cuando se usan los esteroides como tratamiento directo o complementario. Efectos hepatobiliares:Altas dosis de corticosteroides pueden producir pancreatitis aguda. Efectos osteomusculares:Se ha informado acerca de una miopatía aguda por el uso de altas dosis de corticoesteroides, que ocurre generalmente en pacientes con desórdenes de transmisión neuromuscular (por ejemplo, miastenia grave), o en pacientes que reciben tratamientos concomitantes con anticolinérgicos, como los medicamentos de bloqueo neuromuscular (por ejemplo, pancuronio). Esta miopatía aguda es generalizada, puede involucrar a los músculos oculares y respiratorios y puede provocar cuadriparesia. Pueden ocurrir elevaciones de la creatina kinasa. La mejora o recuperación clínica después de suspender los corticosteroides puede requerir desde semanas a años. La osteoporosis es un efecto adverso frecuente pero a menudo no reconocido, que se relaciona con el uso a largo plazo de grandes dosis de glucocorticoides. Trastornos renales y urinarios:Los corticoesteroides se deben usar con precaución en pacientes con insuficiencia renal. Pruebas complementarias:Las dosis promedio y grandes de hidrocortisona o cortisona pueden causar la elevación de la presión sanguínea, la retención de sal y agua y un aumento de la excreción de potasio. Es menos probable que estos efectos ocurran con los derivados sintéticos, excepto cuando se usan en dosis grandes. Puede ser necesaria una restricción de sal en la dieta y un suplemento de potasio. Todos los corticosteroides aumentan la excreción de calcio. Otras advertencias y precauciones:Debido a que las complicaciones del tratamiento con glucocorticoides dependen de la dosis y de la duración del tratamiento, se debe tomar una decisión de riesgo/beneficio en cada caso individual, se debe decidir tanto la dosis y la duración del tratamiento como si se debe usar una terapia diaria o intermitente. Las aspirinas y los agentes antiinflamatorios no esteroidales (AINEs) se deben usar con precaución en combinación con los corticoesteroides. Crisis de feocromocitoma, potencialmente mortales, han sido informadas siguiendo a una administración sistémica de corticoesteroides. Los corticoesteroides sólo debiesen ser administrados en pacientes con feocromocitoma sospechado o identificado luego de una adecuada evaluación del riesgo/beneficio. Uso en niños:Este producto contiene alcohol bencílico. Se ha informado que el alcohol bencílico está relacionado con un síndrome mortal denominado "síndrome de gasping" en niños prematuros. Aunque la dosis terapéutica normal de este producto incluye cantidades de alcohol bencílico que son sustancialmente más bajas que las informadas en asociación con el "síndrome de gasping", se desconoce la cantidad mínima de alcohol bencílico que puede ser tóxica. Los bebés prematuros y lactantes con bajo peso al nacer, al igual que pacientes que reciben dosis altas pueden tener mayor probabilidad de desarrollar toxicidad. Los médicos que administran estos y otros medicamentos que contienen alcohol bencílico deben considerar la carga metabólica diaria de alcohol bencílico combinada de todas las fuentes. Se debe observar cuidadosamente el crecimiento y el desarrollo de bebés y niños que reciben tratamiento prolongado con corticoesteroide. Es posible que se reprima el crecimiento en niños que reciben tratamientos prolongados con dosis diarias divididas de glucocorticoides, y se debe restringir el uso de ese régimen a las indicaciones más urgentes. Los bebés y los niños que reciben un tratamiento con corticoesteroides se encuentran en riesgo especial de aumento de presión intracraneal. altas dosis de corticosteroides pueden producir pancreatitis en niños. Fertilidad:no existe evidencia de que los corticoesteroides impidan la fertilidad. Embarazo:algunos estudios en animales demostraron que los corticoesteroides, al administrarse a la madre en altas dosis, pueden ocasionar malformaciones fetales. no se han realizado estudios reproductivos adecuados en humanos con corticoesteroides o lidocaína. por lo tanto, para usar este medicamento durante el embarazo, o en mujeres que amamantan o con probabilidad de embarazo, se requiere evaluación cuidadosa de los beneficios del medicamento en vista de los riesgos potenciales para la madre y para el embrión o el feto. dado que no existe una prueba adecuada de seguridad en el embarazo en humanos, este medicamento debe usarse durante el embarazo solo si es claramente necesario. Los corticoesteroides y la lidocaína atraviesan fácilmente la placenta. Un estudio retrospectivo descubrió una mayor incidencia de nacimientos de bebés con bajo peso cuyas madres recibían corticosteroides. Los bebés que nacen de madres que recibieron dosis sustanciales de corticoesteroides durante el embarazo deben ser observados y evaluados para detectar la aparición de síntomas de insuficiencia adrenal, aunque la insuficiencia adrenal neonatal parece ser poco común en los bebés expuestos a corticoesteroides en el útero. El uso de anestesia local, como la lidocaína durante el parto, puede estar asociado con los efectos adversos en la madre y en el feto. No se conocen los efectos de los corticoesteroides durante el parto. Se han observado cataratas en bebés cuyas madres fueron tratadas con corticoesteroides a largo plazo durante el embarazo. Lactancia:Los corticoesteroides se excretan en la leche materna. Se desconoce si la lidocaína se excreta en la leche materna humana. Los corticosteroides distribuidos en la leche materna pueden suprimir el crecimiento e interferir con la producción de glucocorticoides endógenos en los lactantes. Dado que no se han realizado estudios reproductivos en humanos con glucocorticoides, estos medicamentos se deberían administrar a las madres en periodo de lactancia solamente si los beneficios del tratamiento superan los riesgos potenciales para el bebé.

Interacciones.

La metilprednisolona es un sustrato (CYP) de la enzima del citocromo P450 y se metaboliza principalmente por la enzima CYP3A. La CYP3A4 es la enzima dominante de la subfamilia CYP más abundante en el hígado de los humanos adultos. Cataliza 6b-hidroxilación de esteroides, la fase l esencial en el paso metabólico para ambos endógenos y corticoesteroides sintéticos. Muchos otros compuestos son también sustratos de CYP3A4, algunos de los cuales (así como otros medicamentos) han demostrado alterar el metabolismo de los glucocorticosteroides por inducción (aumento) o inhibición de la enzima CYP3A4 (Tabla 1). Inhibidores de CYP3A4:los medicamentos que inhiben la actividad de CYP3A4 generalmente disminuyen la depuración hepática y aumentan la concentración plasmática de los medicamentos sustrato de CYP3A4, como por ejemplo la metilprednisolona. En presencia de un inhibidor de CYP3A4, podría requerirse la titulación de la dosis de metilprednisolona para evitar toxicidad por esteroides (Tabla 1). Inductores de CYP3A4:los medicamentos que inducen la actividad de CYP3A4 generalmente aumentan la depuración hepática, lo que produce la disminución de la concentración plasmática de los medicamentos que son sustratos de CYP3A4. La coadministración puede requerir un aumento en la dosis de metilprednisolona para lograr el resultado deseado (Tabla 1). Sustratos DE CYP3A4:en presencia de otro sustrato de CYP3A4, la depuración hepática de metilprednisolona podría inhibirse o inducirse, lo que hace necesaria la realización de ajustes correspondientes de la dosis. Es posible que las reacciones adversas asociadas con la utilización del medicamento solo ocurran con mayor probabilidad que con la coadministración (Tabla 1). Efectos no mediados por CYP3A4:otras interacciones y efectos que pueden ocurrir con metilprednisolona se describen a continuación (Tabla 1).

Sobredosificación.

Los reportes de toxicidad aguda y/o muerte después de la sobredosis de corticosteroides son raros. En caso de sobredosis, no hay ningún antídoto disponible; el tratamiento es de apoyo y sintomático. La metilprednisolona es dializable.

Presentación.

Depo Medrol 40 mg con Lidocaína.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con DEPO-MEDROL CON LIDOCAINA .

1