Medicamentos

SUPRAHYAL - Laboratorio Tecnofarma

Laboratorio Tecnofarma Medicamento / Fármaco SUPRAHYAL

Antiartrítico.

Composición.

Cada jeringa prellenada contiene: Hialuronato de sodio 25,00 mg. Excipientes c.s.p. (Cloruro de sodio, fosfato disódico, ácido clorhídrico, hidróxido de sodio, agua para inyectables.

Farmacología.

Fisiopatología de la osteoartritis: La osteoartritis (OA) es la enfermedad articular degenerativa más costosa y extendida. Las alteraciones crónicas y dolorosas articulares impiden progresivamente la función de las articulaciones, debido a la desproporción que se crea entre la carga y la capacidad que tiene la articulación dañada para soportarla. El resultado de esta desproporción es una erosión del cartílago articular (fibrosis, erosión, estrechamiento del espacio). La rodilla es muy vulnerable porque tiene que cargar una parte del peso corporal. La etiología de la artrosis es muy variada y comprende tanto factores mecánicos como bioquímicos. Dichos factores pueden incrementar las enzimas proteolíticas sintetizadas por los condrocitos y propiciar la degradación del cartílago. Esta degradación origina, a su vez, la liberación de productos de proteólisis del cartílago que generan una inflamación del tejido sinovial. La OA primarla o idiopática suele afectar a varias articulaciones. Generalmente ocurre a edades avanzadas y se caracteriza por una progresión lenta, pero constante, hasta la destrucción articular. La artrosis secundarla, por otra parte, suele limitarse a una sola articulación. Sus causas son múltiples: por ejemplo, la sobrecarga ocupacional o atlética, las malas posturas, los traumatismos, los procesos inflamatorios y las enfermedades metabólicas de la articulación. La molestia fundamental que refieren los pacientes durante este proceso, es el dolor y la restricción de los movimientos debido al dolor. Como se sabe, la inmovilidad de la articulación, determina la falta de flujo del líquido sinovial (flujo transinovial) y reduce consiguientemente el aporte metabólico a las células del cartílago y a el tejido sinovial. Esta carencia metabólica de los tejidos articulares explica la inflamación y la destrucción constante del cartílago. Así pues, una de las intervenciones terapéuticas más importantes en todas las etapas de la OA consiste en disminuir el dolor para mejorar la movilidad de la articulación y restablecer la homeostasis metabólica. El dolor artrósico, tanto el inducido por el movimiento como el espontáneo, aparece periódicamente, sobre todo en las primeras fases de la enfermedad. La frecuencia y duración de estos períodos, que se conocen como "brotes" de dolor, dependen de factores tales como el uso de la articulación, las condiciones climáticas y la progresión de la enfermedad. Los periodos asintomáticos o con poco dolor son cada vez menos frecuentes y reducidos conforme avanza la enfermedad. En las fases finales, el dolor continuo determina la impotencia funcional de la articulación. El líquido sinovial es de composición similar al suero sanguíneo pero con un contenido reducido de proteínas y enriquecido con ácido hialurónico, desempeñando un importante papel en el transporte de los metabolitos y, por lo tanto, es responsable del metabolismo del cartílago y la lubricación articular. Los movimientos articulares (flexión, extensión) constituyen un sistema de bomba metabólica haciendo posible el flujo transinovial. El proceso de la aparición de la osteoartritis (OA) incluye destrucción tisular y reparación, conjuntamente con moderada inflamación crónica independiente de la etiología de la OA, el deterioro del cartílago es el elemento mejor conocido de la afección. La medicación para la osteoartritis ha incluido, por lo general, drogas antiinflamatorias no esteroideas conjuntamente con analgésicos. Las drogas AINES presentan diferentes efectos sobre el metabolismo del cartílago que influyen sobre la progresión de la enfermedad. La posibilidad que algunos AINES son condroprotectores, fue investigada en modelos animales, pero no existe ninguna prueba clínica que demuestre este efecto en humanos. Algunos AINES tales como la indometacina también podrían tener efectos tóxicos sobre el cartílago, acelerando la destrucción de la articulación. La administración intraarticular de esteroides es otra posibilidad terapéutica, pero su efecto es de corta duración y transitorio, como concluyó un grupo de trabajo en articulaciones de la British Society for Rheumatology. El hexacetonido de triamcinolona produce un efecto clínico de mayor duración, pero esta droga podría producir necrosis tisular si es inyectada fuera del cartílago sinovial. El uso de esteroides intra-articularmente también debe ser restringido a 3-4 administraciones por año. La función articular está fuertemente relacionada con las propiedades del líquido sinovial que es responsable de la lubricación, presión y protección del cartílago y otros tejidos. Las propiedades elasto-viscosas del líquido sinovial dependen mayormente de la concentración, peso molecular y las interacciones con otras moléculas, cuyo componente macromolecular primario es el ácido hialurónico (AH). La visco-suplementación se refiere a la inyección intraarticular (en la mayoría de los casos) de ácido hialurónico para alivio del dolor y la mejoría de la función. El ácido hialurónico ha sido usado terapéuticamente en humanos y animales durante casi 30 años. El interés por el papel del ácido hialurónico comenzó con el resultado que el ácido hialurónico es el principal constituyente del líquido sinovial. El ácido hialurónico es un glicosaminoglicano lineal con alto peso molecular que puede actuar como un lubricante y un elemento que sirve para absorber los traumatismos articulares. Durante el desarrollo de la artrosis se produce una disminución de la concentración de ácido hialurónico en el líquido sinovial y de su grado de polimerización, debido a la acción de los iones de super-óxido y a la síntesis reducida del HS por los sinoviocitos. Por ello la elasticidad y viscosidad del LS está reducida y conduce a una disminución de su lubricación y propiedades absorbentes y el cartílago articular se hace más vulnerable. La visco-suplementación podría reestablecer las propiedades reológicas de LS. El ácido hialurónico con peso molecular entre 600.000 y 1.200.000 ha sido desarrollado para uso médico y es ampliamente usado como agente terapéutico clínico en la osteoartritis. El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido encontrado en los tejidos conectivos constituyentes de articulaciones, tal como el cartílago y la membrana sinovial, y el líquido sinovial. Los proteoglicanos (PG), un componente principal del cartílago, esta combinado con HS en lugares especiales de combinación formando agregados macromoleculares. Estos agregados y estructuras reticulares de colágeno tipo II se combinan para formar la matriz del cartílago, que desempeña un papel importante en la retención de agua y en la resistencia a la carga y al movimiento articular. El HS es esencial como un componente principal del cartílago. Como dijimos anteriormente los cambios iniciales en pacientes con osteoartritis (OA) están caracterizados por pérdida de moléculas PG en el cartílago articular. Los cambios bioquímicos en el cartílago de pacientes osteoartriticos y en modelos animales incluyen reducciones no solo de PG, sino también del HS. El catabolismo del HS y el de PG está estrechamente relacionado con el desarrollo de OA. Recientemente, el ácido hialurónico ha sido usado en clínica para el tratamiento de la osteoartritis de la rodilla. Es altamente probable que el ácido hialurónico sea incorporado al cartílago articular dañado, inhibiendo la liberación de proteoglicanos, protegiendo con ello el cartílago articular. La sustancia activa es el hialuronato de sodio que es obtenido por producto purificado de fermentación empleando Streptococcus zooepictemicus,una especie de bacteria del ácido láctico. El producto está caracterizado por su visco-elasticidad, hígroscopía y calidad lubricante. La inyección intra-articular de hialuronato de sodio sirve para mejorar la función articular, aliviando el dolor causado por la osteoartritis de la rodilla mejora la movilidad articular y normaliza la sinovia enferma. Se ha demostrado que el ácido hialurónico se incorpora al tejido del cartílago articular de un paciente con osteoartritis de la rodilla (1). Después de la administración del ácido hialurónico el mismo se transfiere al lugar donde faltan proteoglicanos, observándose la incorporación en cortes histológicos con coloración de azul de toluidina y se evidenció que donde falta la coloración (disminución de proteoglicanos) se fija el ácido hialurónico. En el cartílago afectado (muestra extraída), el ácido hialurónico se distribuyó desde la capa superficial a la capa más profunda, progresando con el paso del tiempo. El ácido hialurónico inhibe la liberación de proteoglicanos (1) (condrocitos articulares bovinos, in vitro). El ácido hialurónico inhibió significativamente la liberación de proteoglicanos en una concentración de 1000mg/mL. Influencia del ácido hialurónico sobre la liberación de proteoglicanos por los condrocitos.

1000mg/mL de ácido hialurónico a partir de los condrocitos articulares en alrededor del 80%. Esta acción inhibitoria casi no fue observada en concentración de 100mg/mL o menos. El ácido hialurónico produce una mejoría del ángulo de flexión de la articulación (2) en modelos de contractura fija en conejos). Se observó un significativo aumento del ángulo de flexión de la articulación a partir del día 2 de la administración, de manera que la movilidad articular se recuperó a un nivel cercano al observado en animales normales el día 14 y después, indicando claramente la eficacia terapéutica del producto. Se ha demostrado inhibición de la degeneración del cartílago por ácido hialurónico (2) en la osteoartritis de rodilla experimentalmente inducida en conejos. El ácido hialurónico inhibió los cambios degenerativos del cartílago y pérdida de condrocitos en el cóndilo lateral del hueso femoral en la articulación de la rodilla.

Determinación de la Eficacia Dañado Terapéutica Sobre el Cartílago:

Estudios sobre los efectos analgésicos y antiinflamatorios del hialuronato sódico (hs) (7): El hialuronato sódico (HS) fue estudiado con respecto a la actividad analgésica y antiinflamatorla en animales experimentales, in vivo e in vitro. Los resultados evidenciaron: En la prueba de contorsión inducida por ácido acético en ratones, se logró una analgesia de larga duración mediante administración intraperitoneal previa de Hs (100 mg/kg). En la prueba de dolor inducido por bradiquinina, no se logró analgesia a las 24 horas post-administración de HS (10'0 mg/kg i.p), pero si se alcanzó una analgesia significativa mediante inyección intra-arterial retrógrada de una mezcla de bradiquinina y HS (1-10 mg/mL). HS (100 mg/kg i.p.) previno marcadamente la permeabilidad vascular aumentada inducida por ácido acético en ratones. Esta acción duró casi un tiempo igual que la prueba de contorsión inducida por ácido acético. En la prueba de bolsa alérgica inducida por ABA- acBSA (azobenceno arsonato acetil albúmina sérica) en ratas o EWA (artritis inducida por albúmina de clara de huevo) en conejos las proporciones de migración de leucocitos polimorfonúcleares aumentados por la administración de antígeno estaban deprimidos por inyección intra-bolsa o intra-articular de una mezcla de antígeno y HS (10 mg/mL). HS (100 mg/kg i.p., 3 veces por semana) impidió el aumento de las respuestas sistémicas adyuvantes de la artritis: tumefacción de las patas traseras y el incremento del puntaje artrítico, especialmente después de 26 días posteriores a la inyección adyuvante. El tratamiento HS impidió una aparición de unidades de inflamación en plasma y una proporción aumentada de excreción de hidroxiprolina a la orina. HS (5 mg/mL) inhibió la migración de los leucocitos polimorfonucleares del cobayo a los filtros microporos que responden a caseína. La inhibición porcentual por HS (5 mg/ml) fue casi igual a la de la indometacina (50 L). HS inhibió la fagocitosis de zymosan por los macrófagos murinos o leucocitos polimorfonucleares. El grado de inhibición por SPYH (5 mg/mL) fue más alta que la de indometacina (40 pg/mL) o hidrocortisona (40mg/mL). Estudios farmacológicos generales de hialuronato sódico (HS): Las propiedades farmacológicas generales del hialuronato sódico (HS), fueron estudiadas en varias especies animales. Los resultados evidenciaron: HS (100 mg/kg. i.p.) no ejerció un efecto significativo sobre el tiempo de sueño inducido por hexabarbitai, la convulsión causada por estricnina o picrotoxina, la actividad motora espontánea, o la relajación muscular en ratones. Casi no tenía influencia alguna (30 mg/kg i.v.) sobre el electroencefalograma (EEG) de conejos. HS (20 mg/kg, i.v.) no ejerció ninguna influencia sobre la respiración, presión sanguínea, velocidad cardiaca, ECG o flujo sanguíneo femoral de perros. HS (10-4 g/mL) no afectó la motilidad del íleo aislado del cobayo ni la contracción espontánea del útero aislado de la rata. HS (10-4 g/mL) tenía poco efecto sobre la transmisión neuromuscular en el preparado aislado de nervio frénico-diafragma de ratas. 820 mg/kg i.a. no ejercieron influencia alguna sobre la transmisión neuromuscular en el preparado del nervio tibial anterior-músculo de conejos. HS (100 mg/kg i.p.) redujo levemente el volumen de orina pero no cambió significativamente el pH urinario o excreción electrolítica en ratas. Pruebas sobre seguridad: toxicidad de dosis única:La DL50 después de administración intraperitoneal única a ratas fue de 2014 mg/kg en machos y 1761 mg/kg en hembras. Toxicidad de dosis repetida:La dosis de efecto no tóxico después de la administración intraperitoneal repetida durante 28 días a ratas, en dosis de 30, 60, 120 y 240 mg/kg fue de 30 mg/kg. Se observó una reducción dosis-dependiente de los hematíes y de la proteína total con 60 mg/kg o más. Se asumió que esto era debido al tratamiento con este producto, pero los valores tendían a recuperarse después de la discontinuación. Después de la administración de HS (2 y 6 mg/kg) en la cavidad de la articulación de la rodilla de perros, dos veces por semana durante 13 semanas, se observó leve hipertrofia y otros resultados, probablemente debidos a presión intra-articular aumentada resultante de la retención de la droga, en la membrana sinovial de la articulación de la rodilla a 6 mg/kg. Todos estos resultados atribuibles al efecto físico fueron recuperados después de la discontinuación. No hubo ni alteración del cartílago articular ni del efecto sistémico. Antigenicidad:En cobayos sensibilizados por administración intramuscular e intra-articular, no se detectó antigenicidad con ninguna de las pruebas empleadas, incluyendo reacción anafiláctica activa, reacción intra-articular, reacción intracutánea, reacción intra-córnea y reacción PCA. Mutagenicidad; El producto no indujo mutación genética, como fuera demostrado por el test de mutación revertido (test Ames) empleando bacterias. Estimulación local: HS INYECCIÓN. 0.1 mL fue instilado una vez en los ojos de conejos, pero no se observó efecto nocivo sobre la córnea, iris o conjuntiva, indicando que la droga no estimulaba la membrana mucosa ocular.

Indicaciones.

Osteoartritis (OA) de la rodilla.

Dosificación.

Como norma general, se recomienda una infiltración por vía intraarticular una vez a la semana durante 5 semanas consecutivas. La administración se deberá realizar en el espacio intraarticular de la articulación de la rodilla. No obstante, la dosis deberá ser ajustada en función de la gravedad de los síntomas. Precauciones en la administración: Inyección:Vía de administración Intra-articular. Dado que este producto se inyecta en la articulación, todo el proceso deberá realizarse bajo estrictas condiciones de asepsia. Suspender el tratamiento si no se observan, síntomas de mejoramiento durante el primer ciclo de 5 semanas. Si se observan pequeñas retenciones de líquido sinovial, drenarlo mediante artrocentesis. Otras:Tener cuidado de no inyectar el producto en los vasos. No aplicar el producto en los ojos. Dada la viscosidad del producto, se recomienda utilizar agujas de 22-23 G. En caso de conservar en frigorífico, permitir que el producto alcance la temperatura ambiente antes de su utilización. Utilizar el producto solamente una vez e inmediatamente tras su apertura.

Contraindicaciones.

Pacientes con una historia de hipersensibilidad a (a sustancia activa de este producto. Pacientes sometidos a tratamiento anticoagulante. Menores de 15 años. Administración cuidadosa (Hialuronato de Sodio debe ser administrado con cautela en los siguientes pacientes): Pacientes con una historia de hipersensibilidad a otras drogas. Pacientes con disfunción hepática o con una historia de la misma.

Reacciones adversas.

Rara vez algunos pacientes desarrollan erupciones cutáneas, como urticaria y prurito. En estos casos, se debe suprimir la administración y dar al paciente tratamiento apropiado. Con poca frecuencia se ha descripto dolor (generalmente transitorio tras la administración) e hinchazón en el lugar de la inyección. Los pacientes en raras ocasiones pueden quejarse de hidropeía, enrojecimiento, sensación de calor y pesadez en el lugar de la inyección. Muy raramente se ha descrito la aparición de shock, en cuyo caso se debe suspender la administración, vigilar atentamente al paciente y proporcionarle el tratamiento adecuado. Posibilidad de fiebre.

Precauciones.

Este producto puede empeorar la inflamación local en aquellos pacientes con artrosis de la rodilla que curse con inflamación y derrame de la articulación. Por lo tanto, se aconseja administrar El Hialuronato de sodio después de que se haya aliviado dicha inflamación. Rara vez puede ocurrir dolor local tras la administración del producto por si mismo. Para evitar dolor tras la inyección, se recomienda mantener en reposo el lugar donde se ha realizado la administración. El producto debe ser inyectado exactamente en el espacio intraarticular pues de lo contrario puede causar dolor. Este producto deberá ser administrado con cuidado en pacientes con historia de hipersensibilidad a otros medicamentos y en pacientes con insuficiencia o alteraciones hepáticas. Uso en ancianos: El producto deberá ser administrado con cuidado, pues estos pacientes tienen sus funciones fisiológicas generalmente disminuidas. Uso en niños: No administrar dado que la seguridad de este producto no ha sido establecida en niños. Uso en embarazo y lactancia: Aunque no han sido detectados efectos teratogénicos en animales, su seguridad en mujeres embarazadas no ha sido establecida, por lo que no se recomienda administrar el producto a mujeres embarazadas o que pudieran estarlo. El hialuronato sódico se excreta en la leche materna de animales tratados, por lo que se recomienda interrumpir la lactancia natural durante el tratamiento.

Interacciones.

Se deberá evitar el contacto con desinfectantes como las sales de amonio cuaternarias incluyendo el cloruro de benzalconio, o con clorhexidina, pues puede producirse la precipitación del producto.

Sobredosificación.

Dada la vía de administración no existe riesgo de sobredosis.

Presentación.

Se presenta en jeringas estériles prellenadas de un solo uso, que contienen 2,5 mL de hialuronato sódico (25 mg).

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con SUPRAHYAL .

  • ACTRON ( Analgésico, Antiinflamatorio, Antifebril )
  • ANPOSEL ( Analgésico selectivo )
  • ARAVA ( Inmunomodulador, Antirreumático )
  • ARGIUM ( Antirreumático )
  • ARTHROZEEL ( Artrosis de diversa etiología, poliartrosis, espondiloartrosis, periartritis escapulohumeral, rigidez y dolor artrítico )
  • ARTHROZEEL T ( Artrosis de diversa etiología, poliartrosis, espondiloartrosis, periartritis escapulohumeral, rigidez y dolor artrítico )
  • ARTRIDOL ( Antiartrítico )
  • ARTRIDOL DUO ( Antirreumático, Antiartrósico )
  • ARTRILAB ( Inmunomodulador )
  • ARTRIZONA ( Tratamiento de la osteoartritis )
4