Medicamentos

PEDIALYTE - Laboratorio Abbott

Laboratorio Abbott Medicamento / Fármaco PEDIALYTE

Características.

Solución fisiológicamente equilibrada de electrolitos, para administrarse por vía bucal a lactantes y niños con diarrea y otros estados en que es conveniente mantener una hidratación normal. PEDIALYTE ofrece grandes ventajas en la terapéutica pediátrica: fórmula equilibrada. Elimina los peligros de una mezcla inadecuada. Sabor agradable. Lista para usar. PEDIALYTE es una mezcla de dextrosa, lactato de sodio, cloruro de potasio, cloruro de calcio, cloruro de magnesio y cloruro de sodio. Proporciona: sodio 30 mEq/litro. Potasio 20 mEq/litro. Calcio 4 mEq/litro. Magnesio 4 mEq/litro. Cloruro 30 mEq/litro. Lactato 28 mEq/litro. Dextrosa 50g/litro. Contenido calórico: 6 calorías por onza líquida (30ml). Tratamiento líquido por vía bucal de la diarrea: la frecuencia de diarrea en lactantes y niños sigue siendo alta; sin embargo, la mortalidad se ha reducido con los tratamientos modernos. La diarrea, cualquiera que sea su etiología, causa pérdidas excesivas de agua, sodio y potasio. La corrección de estos déficit es esencial para la recuperación. La administración de agua y electrolitos en estos estados de pérdidas continuas, depende de la valoración clínica de cada paciente. Diarrea ligera y moderada: muchos lactantes y niños con diarrea no necesitan un tratamiento parenteral con líquidos. La administración precoz de una solución de electrolitos por vía bucal evita trastornos más graves. En casos de deshidratación ligera, y en ausencia de insuficiencia circulatoria, letargo, vómitos o distensión abdominal, se suprimen totalmente la leche y otros alimentos y se administra una solución de electrolitos por vía bucal. En estos pacientes, el líquido y los electrolitos reemplazan las pérdidas continuas. El líquido y los electrolitos en los lactantes pueden conservarse, administrando por vía bucal 100-150ml por kilogramo de peso al día, de una solución de electrolitos. Será conveniente comenzar con pequeñas y frecuentes administraciones de la solución y aumentar el volumen a intervalos a medida que se muestre plena tolerancia. La valoración de las necesidades y la respuesta del paciente, dictará el tratamiento de cada caso en particular. Al observar mejoría clínica, se puede comenzar una dieta normal, con pequeños incrementos a medida que se suprime gradualmente la solución de electrolitos. La administración prematura de excesivas calorías, en forma de leche, podría causar recurrencia de la diarrea. Diarrea grave: la diarrea grave necesita inicialmente un tratamiento parenteral. Las cantidades de líquidos y electrolitos que han de administrarse se basan en la estimación clínica de los déficit preexistentes, las pérdidas continuas y el consumo normal según se muestre con la pérdida de peso, la gravedad de la diarrea y los signos de deshidratación. Cuando cesa la diarrea profusa, los vómitos y la distensión abdominal, se puede comenzar el tratamiento terapéutico por vía bucal. Se inicia con una solución de electrolitos adecuadamente equilibrada que contenga Na, Cl, K y glucosa. Durante varios años, se ha usado con buen éxito una mezcla de electrolitos en una solución de glucosa. La administración de una solución equilibrada de electrolitos es más racional que la costumbre de administrar leche descremada. Esta última presenta una elevada carga de solutos en un momento en que las pérdidas hídricas son elevadas. PEDIALYTE proporciona los electrolitos necesarios en forma equilibrada. Hipernatremia: la preparación y el uso incorrecto de mezclas y soluciones de electrolitos reconstituidos en casa, han sido causa del aumento aparente en la frecuencia de hipernatremia en lactantes deshidratados. Existen numerosas oportunidades para cometer errores en la preparación de estas mezclas en casa. La madre podría preparar inadvertidamente una mezcla hipertónica, simplemente por no nivelar el soluto en la cucharilla. El uso de una medida colmada de una preparación de electrolitos en polvo aumenta la concentración de sodio en la solución en 15 miliequivalentes por litro. Varios autores han subrayado la necesidad de usar una solución previamente envasada para evitar estos errores. PEDIALYTE está preparada para satisfacer esta necesidad.

Indicaciones.

Administración bucal de líquido y los electrolitos necesarios en lactantes y niños con diarrea ligera o moderada y otros estados en que se suspende la ingestión. Para el mantenimiento de líquidos y electrolitos corporales en lactantes y niños. Como complemento y para el mantenimiento después de un tratamiento parenteral correctivo de la diarrea grave y vómitos. Para el mantenimiento después de intervenciones quirúrgicas y de estados que se acompañan de pérdida excesiva de líquidos o ingestión insuficiente de los mismos.

Dosificación.

La dosificación se basa en la estimación clínica de las necesidades del paciente y variará de acuerdo con la edad, peso y grado de deshidratación. La tabla que aparece a continuación, de las necesidades hídricas en diferentes edades, podrá servir como guía:

Precauciones.

La deshidratación grave secundaria a la diarrea y otros estados que acusen grandes pérdidas de líquidos y electrolitos, necesita inicialmente un tratamiento parenteral. En caso de vómitos intratables, íleo adinámico, oclusión intestinal o intestino perforado, no deberá administrarse nada por vía bucal. En presencia de función renal disminuida, con oliguria o anuria, las soluciones por vía bucal deberán administrarse con cautela.

Presentación.

Solución con 500ml.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con PEDIALYTE .

4