Medicamentos

ELCAL-D - Laboratorio Andromaco

Laboratorio Andromaco Medicamento / Fármaco ELCAL-D

Composición.

Cada cápsula contiene: carbonato de calcio 800mg (equivalente a 320mg de calcio elemental), colecalciferol 3,125mg (equivalente a 125UI de vitamina D3), excipientes cs.

Indicaciones.

Recalcificante útil en todos aquellos estados de carencia. Adyuvante de reparación de fracturas óseas. Prevención de la desmineralización ósea premenopáusica y posmenopáusica. Osteoporosis de diversa etiología (posmenopáusica, senil, inducida por corticosteroides, como consecuencia de una gastrectomía o de inmovilización), frecuentemente en combinación con una medicación complementaria. Raquitismo y osteomalacia.

Dosificación.

La dosis diaria usual en adultos es de 600mg a 1.200mg diarios de calcio elemental, debido a la mejor absorción de éste por la vitamina D, es decir 1-2 cápsulas dos veces al día, dosis diaria que proporciona, respectivamente, 250UI-500UI de vitamina D. En casos severos, en especial en la mujer posmenopáusica y en adultos de edad avanzada y senil, se emplean dosis de 2 gramos de calcio al día, en las primeras semanas de tratamiento (2 cápsulas tres veces al día). En niños, como adyuvante en estados carenciales en el período de crecimiento y dentición, la dosis usual es de 45-65mg/kg/día de calcio elemental; en hipocalcemia, la dosis es de 50-150mg/kg/día.

Contraindicaciones.

No debe administrarse a pacientes con insuficiencia renal grave, en litiasis renal cálcica ni en los estados de hipercalcemia preexistente. Algunos pacientes con sarcoidosis o hipoparatiroidismo pueden tener aumentada su sensibilidad a la vitamina D. Asimismo, en aquellos con úlcera gástrica, calcificaciones tisulares (nefrocalcinosis) e insuficiencia cardíaca. No se usarán grandes dosis de vitamina D en embarazadas o madres que amamantan, pues la hipercalcemia puede dañar al niño y a la madre, pudiendo el daño ser irreversible. No administrar el preparado con tetraciclinas (el calcio forma quelatos insolubles), fluoruros, cimetidina o ranitidina, ya que disminuye la absorción de estos fármacos a nivel intestinal. El uso simultáneo de diuréticos tiazídicos con dosis elevadas de calcio puede llevar a una hipercalcemia. El uso de tiazidas y dosis farmacológicas de vitamina D en pacientes con hipoparatiroidismo puede producir hipercalcemia. La administración de calcio asociada con vitamina D aumenta la toxicidad de los digitálicos. La vitamina D interactúa con anticonvulsivantes de tipo barbitúrico, hidantoína o primidona, ya que éstos por ser inductores hepáticos pueden disminuir los niveles plasmáticos de vitamina D.

Reacciones adversas.

Excepcionalmente pueden presentarse flatulencias, eructos, náuseas, constipación o diarrea, distensión abdominal, sobre todo en personas de edad avanzada. Hipercalcemia, en caso de tratamiento prolongado a dosis altas, con riesgo de hipopotasemia. En algunos pacientes sensibles a ambos principios activos se pueden presentar signos alérgicos leves que ceden al discontinuar el tratamiento.

Precauciones.

En el tratamiento crónico o en pacientes con menoscabo leve o moderado de la función renal es necesario controlar la calciuria y reducir o interrumpir el tratamiento si ésta sobrepasa los 7,5mM a 9mM, es decir de 300 a 360mg/24 horas en el adulto, o de 5-6mg/kg/24 horas en el niño. Usar con precaución en pacientes con constipación, impactación fecal o con hemorroides, ya que puede exacerbar estos cuadros patológicos. Dosis elevadas de vitamina D son potencialmente peligrosas, provocando movilización del calcio óseo.

Sobredosificación.

Síntomas de hipercalcemia:decaimiento, fatiga, dolor de cabeza, anorexia, náuseas, vómitos, calambres abdominales, constipación, diarrea, vértigo, tinnitus, ataxia, exantema, hipotonía en niños e irritabilidad. Tratamiento:suspensión del medicamento, dieta baja en calcio, líquidos orales o IV y, si es necesario, corticosteroides u otras drogas, especialmente diuréticos calciúricos (furosemida, por ejemplo) para disminuir los niveles de calcio en plasma. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que una hipercalcemia reviste mayor peligro que la hipocalcemia, por lo que debe evitarse sobretratarla. En intoxicación aguda de vitamina D, si la ingestión es reciente, lavado gástrico o emesis pueden prevenir la absorción. Si en cambio ya se ha absorbido, la administración de aceite mineral puede promover la eliminación fecal.

Presentación.

Env. con 30 y 60 cáps.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con ELCAL-D .

2