Medicamentos

VIMPAT - Laboratorio Andromaco

Laboratorio Andromaco Medicamento / Fármaco VIMPAT

Composición.

Vimpat 50 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Lacosamida 50 mg. Vimpat 100 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Lacosamida 100 mg. Vimpat 150 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Lacosamida 150 mg. Vimpat 200 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Lacosamida 200 mg.

Propiedades.

Mecanismo de acción:El mecanismo de acción mediante el cual lacosamida ejerce su efecto antiepiléptico en seres humanos aún no ha sido totalmente dilucidado. Dos observaciones que parecen tener relevancia con respecto a sus efectos terapéuticos observados son: En los estudios electrofisiológicos in vitrose ha demostrado que lacosamida en forma selectiva aumenta la lenta inactivación del voltaje de los canales de sodio, resultando en la estabilización de las membranas de las neuronas hiperexcitables. Posteriormente, lacosamida puede potencialmente interactuar con la respuesta mediadora de la colapsina, proteína-2 (CRMP-2), una fosforilación que principalmente se expresa en el sistema nervioso y que se encuentra involucrada en la diferenciación neuronal y en el control del crecimiento de los axones. Efectos farmacodinámicos:Lacosamida protege contra la aparición de convulsiones con un amplio espectro, como se demostró en estudios de modelos animales en crisis parciales y convulsiones generalizadas primarias y retrasan el desarrollo de su activación propagada. En experimentos no clínicos, se ha observado que lacosamida en combinación con levetiracetam, carbamazepina, fenitoína, valproato, lamotrigina, topiramato o gabapentina mostraron efectos de tipo sinérgico a aditivo de los efectos anticonvulsivantes. Electrofisiología cardíaca:Los efectos electrocardiográficos de Vimpat fueron determinados en un estudio clínico farmacológico, doble ciego, aleatorizado en el que participaron 247 sujetos sanos. Se compararon dosis orales crónicas de 400 y 800 mg/día con placebo y controles positivos (400 mg de moxifloxacina). Vimpat no produjo prolongaciones del intervalo QTc y no tuvo un incremento en el intervalo promedio en la duración del QRS relacionado a las dosis. Vimpat produjo un pequeño incremento en el intervalo promedio de la duración del QRS relacionado con las dosis. En el estado estable, el máximo tiempo observado en el promedio del incremento de PR (en el tmáx) fue de 7.3 ms para el grupo en la dosis de 400 mg/día y de 11.9 ms para el grupo en la dosis de 800 mg/día. Para los pacientes que participaron en los estudios clínicos controlados, el placebo sustrajo un incremento promedio máximo del intervalo PR en el grupo de Vimpat de 400 mg/día de 3.1 ms en pacientes con crisis parciales y de 9.4 ms para pacientes portadores de neuropatía diabética. Propiedades farmacocinéticas: Absorción: Lacosamida es rápida y completamente absorbida después de su administración por vía oral. La biodisponibilidad oral de los comprimidos de lacosamida es aproximadamente del 100%. Después de su administración por vía oral, las concentraciones plasmáticas del lacosamida sin cambios se incrementan rápidamente y alcanzan la Cmáxaproximadamente entre 0.5 a 4 horas después de haber sido administrado. Los comprimidos de lacosamida y el jarabe son bioequivalentes. Los alimentos parece ser que no afectan la tasa y extensión de absorción. Después de su administración endovenosa, la Cmáxse alcanza hacia el final de la infusión. Las concentraciones plasmáticas se incrementan en forma proporcional con la dosis si se ha administrado por vía oral (100-800 mg) y endovenosa (50-300 mg). Distribución:El volumen de distribución es de aproximadamente 0.6 l/kg. Lacosamida se une a las proteínas plasmáticas en menos del 15%. Metabolismo:El 95% de la dosis se excreta a través de la orina como el medicamento en sí, así como sus metabolitos. El metabolismo de lacosamida aún no ha sido completamente caracterizado. Los compuestos mayores que constituyen lacosamida se excretan a través de la orina sin presentar cambios (aproximadamente 40% de la dosis) y su metabolito O-desmetil en menos del 30%. Se ha propuesto que la fracción polar es un derivado de la serina, la cual se recupera de la orina en aproximadamente 20%, pero únicamente ha sido detectada en pequeñas cantidades (0-2% en el plasma humano de algunos sujetos). También se han encontrado pequeñas cantidades de metabolitos adicionales (0.5-2%) en la orina. El CYP2C19 y 2C9 y 3a4 son los principales responsables de la formación del metabolito O-desmetil. No se observó evidencia clínicamente significativa en la exposición de lacosamida al comparar su farmacocinética en grandes metabolizadores (EMs con CYP2C19 funcionales) y en pobres metabolizadores (PMs que carecen de CYP2C19 funcionales). No se ha identificado que otras enzimas estén involucradas en el metabolismo de la lacosamida. Las concentraciones plasmáticas del O-desmetil de lacosamida es de aproximadamente el 15% de la concentración plasmática de lacosamida. No se conoce que este metabolito mayor tenga actividad farmacológica. Eliminación:Lacosamida se elimina primariamente del sistema circulatorio por excreción renal y por biotransformación. Después de su administración por vía oral y endovenosa de lacosamida radiomarcada, aproximadamente el 95% de la radioactividad administrada fue recuperada de la orina y menos del 0.5% de las heces. La vida media de eliminación de la droga sin cambios fue aproximadamente de 13 horas. La farmacocinética es dosis proporcional y constante a lo largo del tiempo, con baja variabilidad intra e intersujetos. Después de la dosificación 2 veces al día, las concentraciones plasmáticas en el estado estable se alcanzan después de un período de 3 días. Las concentraciones plasmáticas se incrementan por un factor de acumulación en aproximadamente 2 veces. Farmacocinética en grupos especiales de pacientes: Insuficiencia renal:El ABC de lacosamida se incrementa en aproximadamente el 30% en pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada y en un 60% en pacientes con insuficiencia renal severa y con enfermedad renal terminal que requieren de hemodiálisis al comparar con sujetos sanos, mientras que la Cmáxno se ve afectada. Lacosamida es efectivamente removido del plasma a través de hemodiálisis. Después de un tratamiento de hemodiálisis de 4 horas de duración, el ABC de lacosamida se reduce en aproximadamente 50%. Por lo tanto, se recomienda el uso de una dosis suplementaria después de hemodiálisis. La exposición del metabolito O-desmetil se vio varias veces incrementada en pacientes con insuficiencia renal de moderada a severa. En pacientes con enfermedad terminal renal que no son sometidos a hemodiálisis, los niveles se vieron incrementados y continuamente elevándose durante las 24 horas del muestreo. Se desconoce si el incremento de la exposición del metabolito en sujetos con enfermedad renal terminal pudiese incrementar la presencia de eventos adversos, pero no se ha identificado la actividad farmacológica del metabolito. Insuficiencia hepática:Los sujetos con insuficiencia hepática moderada (Child-Pugh B) muestran mayores concentraciones plasmáticas de lacosamida (aproximadamente 50% mayores del ABCnorm). Estas mayores exposiciones se deben en parte a la función renal reducida de los sujetos estudiados. La disminución de la depuración no renal en los pacientes del estudio se estimó que da un incremento del 20% en el ABC de lacosamida. La farmacocinética de lacosamida no se ha evaluado en pacientes con insuficiencia hepática severa. Ancianos:En un estudio realizado en pacientes de edad avanzada de ambos sexos (hombres y mujeres), se incluyeron 4 pacientes >75 años de edad, el ABC se vio incrementada en cerca del 30 al 50% al comparar con sujetos jóvenes del sexo masculino, respectivamente. Esto está en parte relacionado al menor peso corporal. La diferencia de la normalización del peso corporal es de 26 y 23%, respectivamente. Un incremento en la variabilidad de la exposición también se observó. La depuración renal de lacosamida se vio ligeramente reducida en los sujetos de edad avanzada que participaron en este estudio. No se considera necesario realizar reducción de las dosis a menos que esté indicado debido a reducción de la función renal. Datos de seguridad preclínica:En estudios de toxicología, las concentraciones plasmáticas de lacosamida obtenidas fueron similares o marginalmente superiores que aquellas observadas en pacientes, cuyos abandonos fueron márgenes bajos o no existentes en la exposición humana. En un estudio de seguridad farmacológica en el que se administró lacosamida por vía endovenosa en perros anestesiados se mostraron incrementos transitorios del intervalo PR y en la duración del complejo QRS, así como disminución de la presión arterial la cual parece que se debe a una acción cardiodepresiva. Estos cambios transitorios se empezaron a presentar en los mismos rangos de concentración después de la dosificación máxima clínicamente recomendada. En perros anestesiados y monos Cynomolgus, a dosis endovenosas de 15-60 mg/kg, se observó disminución en la conducción atrial y ventricular, bloqueo atrioventricular y disociación atrioventricular. En estudios de toxicidad de dosis repetidas, se observaron cambios hepáticos leves y reversibles en ratas, los cuales iniciaron cerca del tercer tiempo de la exposición clínica. Estos cambios incluyeron incremento en el peso de los órganos, hipertrofia de hepatocitos, incrementos en las concentraciones séricas de las enzimas hepáticas y del colesterol total y triglicéridos. Además de la hipertrofia de los hepatocitos no se observaron otros cambios histopatológicos. En estudios de toxicidad de reproducción y desarrollo en roedores y conejos, no se observaron efectos teratogénicos, pero sí se observó un incremento en el número de cachorros nacidos muertos y de muertes de cachorros en el período del periparto y una ligera reducción en el tamaño de las crías vivas y del peso corporal de los cachorros a dosis maternas tóxicas en ratas, correspondiendo a los niveles de exposición sistémica similares a los esperados en la exposición clínica. Debido a que a mayores niveles de exposición no pudieron ser probados en animales debido a toxicidad materna, los datos disponibles no son suficientes para caracterizar completamente el potencial efecto embriofetotóxico y teratogénico de lacosamida. Estudios realizados en ratas revelan que lacosamida y/o sus metabolitos cruzan fácilmente la barrera placentaria. La administración oral de lacosamida (30, 90 ó 180 mg/kg/día) a ratas durante los períodos neonatales y juveniles y en el desarrollo post-natal resultaron en una disminución del peso del cerebro y de cambios del comportamiento neuro conductual a largo plazo (alteraciones del desempeño a campo abierto, déficit en el aprendizaje y la memoria). La relevancia de estas observaciones aún permanece ambigua. Sin embargo, el potencial desarrollo de eventos adversos del SNC no puede descartarse. En el período post-natal temprano de las ratas en general se cree corresponde al embarazo tardío humano en términos del desarrollo cerebral. El efecto no relacionado con las dosis para el desarrollo de neurotoxicidad en ratas se ha asociado al ABC de las concentraciones plasmáticas de lacosamida en aproximadamente 0.5 vez en humanos en el MRHD. No existe evidencia relacionada a la droga y a la carcinogenicidad en ratones o ratas. Los ratones y ratas que recibieron lacosamida 1 vez al día por vía oral por 104 semanas a dosis produciendo exposiciones plasmáticas (ABC) de aproximadamente 1 y 3 veces, respectivamente, el ABC en el plasma humano a la dosis humana máxima recomendada (MRHD) de 400 mg/día. Lacosamida fue negativo en una prueba in vitrode Ames y en un estudio in vivocon ratones micronucleados y en una prueba in vivode síntesis de DNA no programada (UDS). Lacosamida indujo una respuesta positiva en el estudio in vivode ratones con linfoma a concentraciones excesivas. Estudios clínicos:La eficacia de Lacosamida como tratamiento adjunto a dosis recomendadas (200 mg/día, 400 mg/día) fue establecida en 3 estudios clínicos multicéntricos, aleatorizados, placebo controlados con un período de mantenimiento de 12 semanas: Lacosamida a dosis de 600 mg/día también demostró ser efectiva en estudios clínicos controlados de tratamiento adjunto, aunque la eficacia fue similar al emplear dosis de 400 mg/día y los pacientes toleraron mejor esta dosis, ya que las reacciones adversas relacionadas al SNC y al tracto gastrointestinal se presentaron con menor frecuencia. Por lo tanto, la dosis máxima recomendada es de 400 mg/día. Estos estudios clínicos involucraron a 1308 pacientes con antecedentes de crisis parciales en promedio de 23 años de evolución, estos estudios fueron diseñados para evaluar la eficacia y la seguridad de lacosamida al ser administrada en forma concomitante con 1 - 3 medicamentos antiepilépticos en pacientes con crisis parciales no controladas con o sin generalización secundaria. En general la proporción de sujetos con un 50% en la frecuencia de la reducción de convulsiones fue de 23%, 34% y 40% para placebo, lacosamida 200 mg/día y lacosamida 400 mg/día respectivamente. Propiedades farmacodinámicas:La sustancia activa de lacosamida, (R-2-acetamido-N-bencil-3-metoxipropionamida) es un aminoácido funcionalizado.

Indicaciones.

Lacosamida está indicada como terapia coadyuvante en el tratamiento de las crisis de inicio parcial con o sin generación secundaria, en pacientes con epilepsia a partir de los 16 años de edad, que no han logrado un adecuado control de la terapia anticonvulsivante previa.

Dosificación.

Lacosamida se debe administrar 2 veces al día. La dosis de inicio recomendada es de 50 mg 2 veces al día, la cual podrá incrementarse a una dosis terapéutica inicial de 100 mg 2 veces al día después de 1 semana. Dependiendo de la respuesta y la tolerancia, la dosis de mantenimiento puede posteriormente incrementarse a 50 mg 2 veces al día cada semana, hasta 1 dosis máxima recomendada de 400 mg (200 mg 2 veces al día). De acuerdo a la práctica clínica actual, en caso de lacosamida se deba discontinuar, se recomienda que esto sea hecho de forma paulatina (por ejemplo, la dosis se debe de ir disminuyendo a razón de 200 mg/semana). Métodos de administración:Lacosamida puede tomarse con o sin alimentos. Comprimidos recubiertos: En el primer día de tratamiento, los pacientes deben iniciar con comprimidos de 50 mg de lacosamida 2 veces al día. Durante la segunda semana, el paciente deberá tomar comprimidos de 100 mg 2 veces al día. Dependiendo de la respuesta y la tolerancia, se podrán tomar comprimidos de 150 mg 2 veces al día durante la tercera semana y durante la cuarta semana comprimidos de 200 mg de lacosamida 2 veces al día. Poblaciones especiales: Uso en pacientes con insuficiencia renal:No es necesario realizar ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada (CLCR < 30 ml/min). La dosis máxima recomendada para pacientes con insuficiencia renal severa es de 300 mg/día (CLCR < 30 ml/min) y en pacientes con enfermedad renal terminal. Para pacientes que requieren hemodiálisis un suplemento de hasta el 50% de la dosis total diaria puede ser considerado después del final de la hemodiálisis. El tratamiento de pacientes con enfermedad renal terminal debe realizarse con precaución debido a que existe poca experiencia clínica con este tipo de pacientes y la acumulación del metabolito (del cual no se conoce su actividad farmacológica). En todos los pacientes con insuficiencia renal, las dosis de escalamiento deben realizarse con precaución.Uso en pacientes con insuficiencia hepática:No se requiere realizar ajuste de dosis para pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada. La dosis de escalamiento en estos pacientes se debe realizar con precaución si se considera que existe insuficiencia renal coexistente. La farmacocinética de lacosamida no ha sido evaluada en pacientes con insuficiencia hepática severa. Uso en ancianos:No es necesario realizar ajuste de las dosis en pacientes de la tercera edad. La experiencia con lacosamida en pacientes de edad avanzada con epilepsia es muy limitada. La depuración de creatinina disminuida que se asocia a la edad con niveles elevados en el ABC debe considerarse en este tipo de pacientes. Pacientes pediátricos:El uso de lacosamida en niños y adolescentes no se recomienda en pacientes menores de 16 años de edad, ya que no existen datos de eficacia y seguridad para estos grupos de edad.

Contraindicaciones.

Reacciones de hipersensibilidad a la sustancia activa o a cualquiera de los excipientes.

Reacciones adversas.

Estudios clínicos:En base al análisis del conjunto de datos de los estudios clínicos placebo controlados en 1.308 pacientes con crisis parciales, un total de 61.9% de los pacientes aleatorizados a lacosamida y un 35.2% de los pacientes aleatorizados a placebo se reportó por lo menos 1 reacción adversa. Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas en los pacientes tratados con lacosamida fueron mareo, cefalea, náuseas y diplopía. Estas por lo general se presentaron con una intensidad de leve a moderada. Algunas de ellas estuvieron relacionadas a la dosis administrada y se vieron mejoradas al reducir la dosis. La incidencia y severidad de las reacciones adversas relacionadas al SNC y al tracto gastrointestinal generalmente disminuyeron con el tiempo. Dentro de todos los estudios controlados, el rango de discontinuaciones debido a reacciones adversas fue del 12.2% para los pacientes aleatorizados a lacosamida y del 1.6% para los pacientes aleatorizados a placebo. La reacción adversa más común que resultó en discontinuación para el tratamiento con lacosamida fue el mareo. La lista que se muestra a continuación demuestra las frecuencias de reacciones adversas clasificadas por órganos y sistemas, las cuales han sido reportadas dentro del conjunto de datos de los estudios clínicos placebo controlados con una tasa de incidencia de ≤ 1% para el grupo de lacosamida y que son < 1% más que para el grupo placebo. Las frecuencias se definen de la siguiente manera: Muy comunes (≤ 1/10), comunes (≤ 1/100 a ≤ 1/10), no comunes (≤ 1/1000 a < 1/100). Dentro de cada uno de los grupos de frecuencia, los efectos no deseables se presentan en orden decreciente de seriedad. Trastornos psiquiátricos:Común: Depresión. Trastornos del sistema nervioso:Muy comunes: Mareo, cefalea. Comunes: Trastornos del balance, coordinación anormal, trastornos de la memoria, trastornos cognitivos, somnolencia, temblor, nistagmus. Trastornos oftalmológicos:Muy común: Diplopía. Común: Visión borrosa. Trastornos del oído y el laberinto:Común: Vértigo. Trastornos del tracto gastrointestinal:Muy Común: Náuseas. Común: Vomito, constipación, flatulencia. Trastornos de la piel y el tejido subcutáneo:Común: Prurito. Trastornos generales y condiciones del sitio de administración:Común: Alteraciones de la marcha, astenia, fatiga. Lesiones, envenenamiento y complicaciones de los procedimientos:Común: Caídas, laceraciones en la piel. El uso de lacosamida y los incrementos en el intervalo PR se han asociado a la dosis administrada. Las reacciones adversas asociadas a la prolongación del intervalo PR (por ejemplo, bloqueo atrioventricular, síncope, bradicardia) pueden presentarse. En los pacientes con epilepsia la incidencia de la tasa de bloqueo AV de primer grado es poco común, 0.7%, 0%, 0.5% y 0% para lacosamida 200 mg, 400 mg, 600 mg o placebo, respectivamente. No se observó un grado mayor de bloqueo AV en pacientes epilépticos tratados con lacosamida. En pacientes con dolor neuropático en segundo grado de bloqueo AV han sido raramente reportados ( < 0.1%). La tasa de incidencia de síncope es poco común y no difiere entre pacientes con epilepsia tratados con lacosamida (0.1%) y pacientes epilépticos tratados con placebo (0.3%). En los estudios clínicos de corto plazo en pacientes con neuropatía diabética, en 1.2% de los pacientes que fueron tratados con lacosamida se reportó la reacción adversa de síncope o pérdida de la conciencia, en comparación a 0% de los pacientes portadores de neuropatía diabética tratados con placebo. En los estudios a corto plazo de lacosamida en pacientes con epilepsia, no se presentaron casos de fibrilación arterial o flutter, sin embargo ambos han sido reportados en los ensayos de etiqueta abierta de epilepsia. En pacientes portadores de neuropatía diabética, el 0.5% de los que recibieron lacosamida experimentaron fibrilación arterial o flutter como reacción adversa al compararse a un 0% de los que recibieron placebo. Adicionalmente, las siguientes reacciones adversas importantes han sido identificados así como reportadas en el conjunto de estudios clínicos con un valor de incidencia no conocido sobre los siguientes criterios utilizados: Trastornos psiquiátricos:Común: Estado de la confusión. Trastornos del sistema nervioso:Común: Hipostesia, disartria, trastornos de la atención. Trastornos del oído y del laberinto:Común: Tinnitus. Trastornos de tracto gastrointestinal: Común: Dispepsia, boca seca. Trastornos de índole general y condiciones del sitio de administración:Común: Irritabilidad. Trastornos de los tejidos músculoesqueléticos y conectivo:Común: Espasmos musculares. Sobredosis: Síntomas:Existe experiencia clínica limitada acerca de sobredosis en humanos. Los síntomas clínicos (mareo y náuseas) después de la administración de dosis de 1200 mg/kg se encuentran principalmente relacionados a trastornos del sistema nervioso central y del tracto gastrointestinal, los cuales se ha visto se resuelven con el ajuste de las dosis. La sobredosis más alta que se ha reportado durante el programa clínico de desarrollo de lacosamida fue cuando se tomaron 12 g en forma conjunta con dosis tóxicas de otros medicamentos antiepilépticos múltiples. El sujeto en forma inicial entró en estado comatoso y después se recuperó totalmente sin presentar secuelas permanentes. Manejo de la sobredosis:No existe ningún antídoto específico para la sobredosis de lacosamida. El tratamiento para la sobredosis de lacosamida debe incluir medidas generales de soporte, las cuales pueden incluir hemodiálisis de ser necesario.

Precauciones.

Mareo:El tratamiento con lacosamida se ha asociado a mareo, el cual puede incrementar la ocurrencia de lesiones de tipo accidental o caídas. Por lo tanto, estos pacientes deben ser advertidos de realizar actividades de tipo físico con precaución hasta que se hayan familiarizado con los efectos potenciales de este medicamento. Ritmo y conducción cardíaca:Durante los estudios clínicos se han observado prolongaciones del intervalo PR con lacosamida. Lacosamida debe emplearse con cuidado en pacientes con trastornos ya conocidos de la conducción o que presenten enfermedad cardíaca severa como antecedentes de infarto de miocardio o insuficiencia cardíaca. En la experiencia post-comercialización se ha reportado un bloqueo AV de segundo grado o mayor. En los ensayos controlados con placebo de lacosamida en pacientes con epilepsia no se reportó fibrilación atrial o palpitaciones; sin embargo, ambas situaciones se han reportado en ensayos de etiqueta abierta de epilepsia y en la experiencia post-comercialización. Los pacientes deben conocer los síntomas del bloqueo AV de segundo grado o mayor (e.g. pulso lento o irregular, sensación de desorientación y desmayo) y los síntomas de fibrilación atrial y palpitaciones (e.g. palpitaciones, pulso rápido o irregular, falta de aliento). En caso de que aparezca alguno de estos síntomas, los pacientes deben acudir con su médico. Ideas suicidas y trastornos del comportamiento:Se han reportado ideas suicidas y trastornos del comportamiento en pacientes que están recibiendo tratamiento con medicamentos antiepilépticos. Un metaanálisis de estudios clínicos aleatorizados placebo controlados de medicamentos antiepilépticos demostró un pequeño incremento en el riesgo de ideas suicidas y trastornos del comportamiento. El mecanismo de este riesgo no se conoce y los datos disponibles no excluyen la posibilidad de un aumento de este tipo de riesgo con lacosamida. Por lo tanto, estos pacientes deben ser monitoreados para la detección de signos de ideas suicidas y trastornos del comportamiento y se debe considerar un tratamiento apropiado en caso de que sea necesario. Los pacientes (y sus cuidadores) deberán ser advertidos de buscar ayuda médica en caso de que se presenten signos de ideas suicidas o trastornos en el comportamiento. Embarazo y lactancia: Mujeres en edad reproductiva/anticoncepción:En los estudios clínicos llevados a cabo no existió una interacción clínicamente significativa entre lacosamida y los anticonceptivos orales (etinilestradiol y levonorgestrel). Embarazo:No existen datos adecuados del uso de lacosamida en mujeres embarazadas. Estudios realizados en animales no indicaron ningún efecto teratogénico en ratas o conejos, pero en dosis maternas si se observó embriotoxicidad en ratas y conejos. El riesgo potencial para humanos no se conoce. Lacosamida no debe emplearse durante el embarazo, a menos que haya una clara necesidad de hacerlo (si el beneficio para la madre claramente sobre pasa el riesgo potencial para el feto). Si una mujer decide embarazarse, el uso de este producto debe ser cuidadosamente reevaluado.Lactancia:Se desconoce si lacosamida se excreta por la leche materna en seres humanos. En estudios con animales sí se ha demostrado que lacosamida se excreta por la leche. Debido a que muchos medicamentos se excretan en la leche humana, se debe tomar una decisión acerca de si se debe discontinuar la lactancia o suspender el uso de lacosamida, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre. Fertilidad:No se han observado eventos adversos en la fertilidad masculina o femenina o en la reproducción en ratas a las dosis plasmáticas a las que fueron expuestas (ABC) aproximadamente hasta 2 veces el ABC plasmática en humanos MRHD. Efectos en las habilidades para usar maquinarias o para conducir un automóvil:Lacosamida puede tener influencia de menor a moderada en las habilidades para conducir automóviles o en el uso de maquinarias. El tratamiento con lacosamida se ha asociado a la presencia de mareo o visión borrosa. Por lo tanto, los pacientes deben ser advertidos de no conducir automóviles o de operar maquinarias potencialmente peligrosas hasta que se hayan familiarizado con los efectos de lacosamida sobre su habilidad de poder realizar tales actividades.

Interacciones.

Interacción con otros medicamentos:Lacosamida de emplearse con cuidado en pacientes que están recibiendo tratamiento con otros medicamentos que se saben están asociados con prolongación del PR (por ejemplo, carbamazepina, lamotrigina, pregabalina) y en pacientes tratados con medicamentos antiarrítmicos clase I. Sin embargo, un análisis de subgrupo no identificó un incremento en la magnitud de la prolongación de PR en pacientes con administración concomitante de carbamazepina o lamotrigina en estudios clínicos realizados. Datos in vitro:En general los datos sugieren que lacosamida tiene un bajo potencial de interacción. Los estudios de metabolismo in vitroindican que lacosamida no induce la actividad enzimática de medicamentos que son metabolizados por el citocromo P450 y las isoformas CYP1A2, 2B6, 2C9, 2C19 y 3A4. En los estudios clínicos se ha observado que lacosamida a concentraciones plasmáticas no inhibe al CYP 1A1, 1A2, 2A6, 2B6, 2C8, 2C9, 2D6, 2E1, 3A4/5. Los datos in vitrosugieren que lacosamida tiene potencial de inhibir al CYP2C19 a concentraciones terapéuticas. Lacosamida no fue un sustrato o un inhibidor para la glucoproteína P. Datos in vivo:Los datos clínicos indican que la lacosamida no inhibe ni induce el CYP2C19 y 3A4. Más aún, un ensayo de interacción con omeprazol (inhibidor CYP2C19) no mostró ningún cambio clínicamente relevante en las concentraciones de lacosamida en plasma ni un efecto inhibitorio en la farmacocinética del omeprazol. Medicamentos antiepilépticos:En los estudios clínicos de interacción de lacosamida (400 mg/día) no se afectaron en forma significativa las concentraciones plasmáticas de carbamazepina (400 mg/día) ni de ácido valproico (600 mg/día). Las concentraciones plasmáticas de lacosamida tampoco se vieron afectadas por carbamazepina ni por ácido valproico. En los estudios clínicos placebo-controlados en pacientes con crisis parciales mostraron que las concentraciones plasmáticas del estado estable de levetiracetam, carbamazepina, epóxido de carbamazepina, lamotrigina, topiramato, oxcarbazepina derivado monohidroxi (MHD), fenitoína, ácido valproico, fenobarbital, gabapentina, clonazepam y zonisamida no se vieron afectadas por la ingesta concomitante de lacosamida a ninguna dosis. Un análisis de PK de la población estimó que el tratamiento concomitante con otros medicamentos antiepilépticos conocidos como inductores de enzimas (carbamazepina, fenitoína, fenobarbital, a diferentes dosis) disminuyó en general la exposición sistémica de lacosamida en cerca del 25%. Anticonceptivos orales:En un estudio clínico de interacción no hubo una interacción clínicamente significativa entre lacosamida (400 mg/día) y anticonceptivos orales conteniendo etinilestradiol (0.03 mg y levonorgestrel (0.15 mg). Las concentraciones de progesterona no se vieron afectadas cuando se coadministró este medicamento. Otros:Los estudios clínicos de interacción mostraron que lacosamida (400 mg/día) no tuvieron efecto en la farmacocinética de digoxina (0.5 mg 1 vez al día). No existe interacción clínicamente relevante entre lacosamida (400 mg/día) y metformina (500 mg 3 veces al día). Omeprazol (40 mg 1 vez al día) incrementaron el ABC de lacosamida en cerca de un 19% (300 mg 1 sola dosis) y dentro del rango de bioequivalencia aceptado. Por lo tanto, este efecto se considera como no clínicamente significativo. Lacosamida (600 mg/día) no afectó la farmacocinética de una dosis única de omeprazol (40 mg).

Conservación.

Mantener lejos del alcance de los niños, mantener en su envase original, protegido del calor, luz y humedad, a no más de 30°C.

Presentación.

Vimpat 50 mg: Envase conteniendo 14 comprimidos recubiertos. Vimpat 100, 150, 200 mg: Envases conteniendo 28 comprimidos recubiertos.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con VIMPAT .

1