Medicamentos

CARBOPLATINO - Laboratorio Pfizer

Laboratorio Pfizer Medicamento / Fármaco CARBOPLATINO

Composición.

Solución Inyectable 150 mg/ 15 mL y Solución Inyectable 450 mg/ 45 mL. Carboplatino Solución Inyectable está disponible en frasco ampolla de 15 mL de carboplatino como una solución lista para ser usada (RTU), con 10 mg/mL de carboplatino en agua para inyectable. Excipientes: Agua para inyectables c.s.p.

Toxicología.

LD50para el carboplatino IV es para ratones y ratas, respectivamente 150 y 61 mg/kg, y por encima de los 31,1 mg/kg para perros. Los órganos objetivo principales luego de una administración única fueron el sistema hemolinfopoyético, los riñones y el tracto gastrointestinal. Se investigaron los efectos tóxicos luego de dosis repetidas en ratones, ratas y perros. Los órganos objetivo principales fueron el sistema hemolinfopoyético, el tracto gastrointestinal, los riñones, el hígado y los órganos reproductivos, tanto en machos como en hembras. El tratamiento de las ratas, machos y hembras, con carboplatino IV antes del apareamiento y hasta la implantación provocó mayor letalidad fetal y menos fetos vivos. El tratamiento de ratas preñadas con carboplatino IV durante la organogénesis (días 7-17) provocó un retraso en el desarrollo fetal y el crecimiento, y menor crecimiento posnatal. El tratamiento en ratas desde el día 17 de embarazo durante el período de lactancia y hasta el destete no provocó ningún efecto en el nacimiento o la viabilidad o en el desarrollo de la progenie. El carboplatino resultó genotóxico en la mayoría de los análisis in vitroe in vivoque se han realizado. Los estudios de toxicidad han demostrado que la inyección extravasal provocará necrosis tisular.

Indicaciones.

Carboplatino es un derivado de Cisplatino de segunda generación el cual ha mostrado poseer actividad antitumoral contra una serie de tumores (1-5). La droga está indicada para el tratamiento de los siguientes tumores sólidos: Carcinoma ovárico, (incluyendo tratamiento paliativo de segunda línea en pacientes quienes han sido tratados previamente con cisplatino). Cáncer de células pequeñas de pulmones. Cáncer cervical. Carcinoma de cabeza y cuello.

Dosificación.

El carboplatino puede ser administrado ya sea como agente único o en combinación con otros agentes contra el cáncer. El medicamento es solo para uso intravenoso (IV) y tiene que ser administrado mediante infusión IV durante un periodo de al menos 15 minutos. La dosificación de carboplatino está basada generalmente en el área de superficie corporal del paciente (m2). Si el paciente es obeso o tiene una severa retención de fluido, debiera utilizarse el peso corporal ideal para estimar la dosis. En terapia como agente único se recomienda una dosis inicial de 360 a 400 mg/m2. Quimioterapia de combinación: combinado con otras drogas citotóxicas se recomienda el uso de carboplatino en una dosis inicial de 300 mg/m2. Como regla general, la administración de carboplatino debiera repetirse a intervalos cíclicos de 4 semanas. Puede resultar necesario ajustar la dosificación terapéutica del carboplatino de acuerdo a la condición de la médula ósea y a la función renal tal como sigue: Médula ósea: Se recomienda para los ajustes de la dosis la determinación de los valores hematológicos durante el tratamiento con carboplatino. En el caso de los pacientes cuyos recuentos de plaquetas y neutrófilos permanezcan por sobre 100.000 y 2000/mm3, respectivamente la dosis de carboplatino puede aumentarse en un 25%. Sin embargo no se recomiendan dosis mayores de 125% de la dosis inicial. En el caso de pacientes cuyos recuentos de plaquetas y neutrófilos fluctúan entre 100.000 a 50.000 y entre 2.000 a 500/mm3, respectivamente no son necesarios ajustes en la dosificación. En el caso de pacientes que experimentan una toxicidad hematología moderada a severa (es decir recuentos de plaquetas y neutrófilos menores a 50.000 y 500/mm3respectivamente), se debiera considerar una reducción de la dosificación tanto como agente único o en regímenes de combinación de un 25%. Función renal: Los pacientes con valores de clearance de creatinina por debajo de 60 mL/min se encuentran en riesgo de toxicidad por carboplatino, por tanto la dosificación de carboplatino debiera reducirse en pacientes con función renal, deteriorada de acuerdo con lo indicado a continuación.

Se aconseja una reducción del 20-25% de la dosis en presencia de riesgo, tales como un bajo nivel de rendimiento, terapias mielosupresoras previas de larga duración y/o una edad por sobre los 65 años; también se aconseja precaución cuando se administre carboplatino a pacientes que han recibido previamente la droga nefrotóxica cisplatino. El carboplatino solución inyectable puede ser disuelto en agua para inyectables, o en dextrosa al 5% para obtener concentraciones inyectables finales tan bajas como 0,5 mg/mL. El aluminio reacciona con el carboplatino provocando la formación de un precipitado y pérdida de potencia por lo tanto no debería usarse equipamiento que contenga aluminio en la preparación o administración de carboplatino. Antes de la administración, las soluciones de carboplatino debieran ser inspeccionadas de manera visual en busca de material particulado y decoloración. La solución debe ser usada tan pronto como sea posible después de su preparación; la infusión debiera completarse dentro de las 24 horas desde la preparación y eliminarse cualquier residuo.

Contraindicaciones.

El tratamiento con carboplatino está contraindicado en los siguientes casos: En pacientes con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad al carboplatino o a otros compuestos que contengan platino (como el cisplatino); En presencia de insuficiencia renal grave; En presencia de depresión de la médula ósea; En presencia de hemorragias significativas.

Reacciones adversas.

Muchos de los efectos adversos de la terapia de carboplatino son inevitables debido a las acciones farmacológicas del medicamento. No obstante, los efectos adversos suelen ser reversibles si se los detecta oportunamente. Las reacciones adversas informadas para los distintos sistemas de órganos son los siguientes: Neoplasia benigna, maligna e inespecífica: Se han informado casos de leucemias mielógenas y síndromes mielodisplásticos en pacientes que recibieron carboplatino, principalmente en combinación con otros agentes potencialmente leucomógenos. Trastornos de la sangre y el sistema linfático:La principal toxicidad y que constituye el mayor factor para limitar la dosis de carboplatino es la supresión de la médula ósea, que se manifiesta como trombocitopenia, leucopenia, neutropenia y/o anemia. La mielosupresión se encuentra vinculada a la dosis. Los nadires de leucocitos/granulocitos normalmente se producen dos o tres semanas luego de la administración. La recuperación normalmente es adecuada para permitir la administración de la dosis posterior de carboplatino a las cuatro semanas. La anemia (hemoglobina inferior a 11 g/dL), que puede ser asintomática, se presenta en una proporción importante de pacientes. Este efecto puede ser acumulativo, por lo que se pueden requerir transfusiones, especialmente en pacientes que reciben un tratamiento prolongado (por ejemplo más de 6 ciclos). Se pueden esperar secuelas clínicas de la toxicidad hematológica y de la médula ósea, como puede ser fiebre, infecciones, sepsis/choque séptico y hemorragias. Trastornos del metabolismo y la nutrición:Las anormalidades electrolíticas (hipokalemia, hipocalcemia, hiponatremia o hipomagnesemia). Trastornos del sistema nervioso:Se pueden producir neuropatías periféricas, principalmente en la forma de parestesias y de reflejos disminuidos de los tendones. El efecto, más común en pacientes mayores de 65 años, parece ser acumulativo, y se produce principalmente en pacientes que recibieron un tratamiento prolongado o en aquellos que han recibido tratamiento previo con cisplatino. También se pueden presentar efectos sobre el SNC. En algunos casos, la neurotoxicidad observada con el carboplatino podría ser el resultado de una combinación con algún efecto retrasado del tratamiento previo con cisplatino. Trastornos oculares:En pacientes tratados con carboplatino se pueden producir anormalidades visuales, como pérdida transitoria de la visión (que puede ser completa para la luz y los colores), u otros trastornos. La mejora, o la recuperación total de la visión normalmente se produce dentro de las semanas posteriores a la interrupción del tratamiento con el medicamento. Se ha informado ceguera cortical en pacientes con la función hepática disminuida que reciben altas dosis de carboplatino. Trastornos del oído y el laberinto:Se ha informado tinnitus y pérdida de la audición en pacientes que recibían carboplatino. El riesgo de ototoxicidad puede aumentar al administrar simultáneamente otros medicamentos ototóxicos (como aminoglicósidos). Trastornos cardíacos:Insuficiencia cardíaca; trastornos isquémicos de las arterias coronarias (infarto de miocardio, ataque cardíaco, angina, isquemia de miocardio). Trastornos vasculares:Eventos cerebrovasculares. Trastornos gastrointestinales:Se pueden sufrir náuseas y/o vómitos, generalmente leves a moderados en gravedad, dentro de las 6 a 12 horas de la administración de carboplatino, y podrían persistir hasta por 24 horas o más. También se han informado otros trastornos GI como mucositis, diarrea, constipación y dolor abdominal. Trastornos hepatobiliares:Se pueden producir elevaciones leves y generalmente pasajeras de la fosfatasa alcalina, aspartato aminotransferasa o bilirrubina séricas. Se han informado anormalidades marcadas en la función hepática en pacientes tratados con carboplatino en dosis elevadas y transplante de médula ósea autóloga. Trastornos del sistema inmunológico:Se han informado reacciones alérgicas al carboplatino. Estas incluyen reacciones de anafilaxis o anafilactoides, hipotensión, broncoespasmo y pirexia. Las reacciones de hipersensibilidad se producen dentro de los minutos posteriores a la administración de carboplatino por vía IV. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:En raros casos se puede observar dermatitis exfoliativa. Se han informado erupción eritematosa, prurito, urticaria y alopecia asociados al carboplatino. Trastornos músculo esqueléticos y del tejido conjuntivo: mialgia/artralgia. Trastornos renales y urinarios: En raras ocasiones se han informado insuficiencias renales agudas. Síndrome urémico hemolítico. Se pueden producir aumentos leves y transitorios de la creatinina sérica y del nitrógeno ureico en sangre. El riesgo de nefrotoxicidad inducido por carboplatino (como deterioro en la depuración de la creatinina) se vuelve más evidente en dosis elevadas o en pacientes tratados anteriormente con cisplatino. Trastornos generales y afecciones del sitio de administración:Astenia, síntomas gripales, reacciones en el lugar de la inyección.

Advertencias.

La administración de carboplatino se debe llevar a cabo bajo la supervisión de médicos completamente capacitados en el uso de medicamentos citotóxicos. Resulta obligatorio un seguimiento preciso de la citotoxicidad, especialmente en el caso de administración de dosis elevadas del medicamento. El carboplatino es un medicamento altamente tóxico con un índice terapéutico muy limitado y es poco probable que se obtenga un efecto terapéutico si existen evidencias de toxicidad. Función de la médula ósea: La supresión de la médula ósea (leucopenia, neutropenia y trombocitopenia) depende de la dosis y representa la toxicidad limitada a la dosis de carboplatino. Se debe realizar en intervalos frecuentes un hemograma de sangre periférica (por ejemplo, semanalmente) en pacientes que reciban carboplatino. Si bien en las dosis recomendadas la toxicidad hematológica del carboplatino normalmente resulta moderada y reversible, podría existir una mielosupresión grave (sobre todo trombocitopenia) en pacientes con insuficiencia renal y en pacientes que están recibiendo de manera concomitante (o han recibido) otros medicamentos mielosupresores o terapia de radiación. En la Dosificación se indica el criterio para el ajuste de la dosis en pacientes que experimentan mielosupresión luego de una dosis de carboplatino; como una alternativa a la reducción de la dosis, es posible retrasar la administración de la dosis terapéutica completa hasta que se recuperen los valores en los conteos de neutrófilos y plaquetas (valores >2000/mm3y 100.000/mm3, respectivamente). El tratamiento de la toxicidad hematológica grave consiste en cuidados paliativos, agentes antiinfecciosos para tratar las infecciones que representen complicaciones, transfusiones de productos de la sangre, rescate de médula ósea autóloga, transplante de células madre periféricas y agentes hematopoyéticos (factores estimulantes de colonias). Función renal: El carboplatino se excreta principalmente en la orina, por lo que se debe controlar la función renal en pacientes que reciban el medicamento. La depuración de la creatinina parece ser la medición más precisa de la función renal en pacientes que reciben carboplatino. El criterio de ajuste de la dosis para pacientes con deterioro de la función renal se indica en la Posología y método de administración. Al contrario que el cisplatino, no se requiere hidratación antes y después del tratamiento con carboplatino, ya que el medicamento tiene un potencial nefrotóxico relativamente bajo, sin embargo, el tratamiento previo con cisplatino o la administración simultánea de otros medicamentos nefrotóxicos (como antibióticos aminoglicósidos) podrían aumentar el riesgo de nefrotoxicidad. SNC/Funciones auditivas:Se recomiendan exámenes neurológicos de rutina durante el tratamiento con carboplatino, especialmente en pacientes tratados anteriormente con cisplatino y en los mayores de 65 años de edad. El carboplatino podría producir ototoxicidad acumulativa. Se deberán realizar audiogramas antes de comenzar el tratamiento y durante el mismo, o bien cuando se observen síntomas auditivos. El deterioro clínicamente importante de la función auditiva podría requerir modificaciones en la dosificación o la interrupción del tratamiento. Efectos GI:El carboplatino podría producir emesis. Es posible reducir la incidencia y gravedad de la emesis mediante un pretratamiento con antieméticos o al administrar el carboplatino como una infusión IV continua, o como administración IV de dosis divididas durante 5 días consecutivos en lugar de una única infusión. Los inhibidores selectivos de tipo 3 (5-HT3), los receptores serotonérgicos (como el ondansetrón) o benzamidas sustituidas (como metoclopramida) pueden ser antieméticos particularmente efectivos y se podrá considerar la terapia de combinación para los pacientes que experimenten efectos emetogénicos graves o refractarios. Reacciones de hipersensibilidad:Como en el caso de otros compuestos de platino complejados, se han informado reacciones alérgicas al carboplatino. Se debe monitorear a los pacientes para detectar posibles reacciones anafilácticas y se debe contar con equipo apropiado y medicación disponible para el tratamiento de tales reacciones (por ej., antihistamínicos, corticosteroides, epinefrina, oxígeno) siempre que se administre carboplatino. Efectos inmunosupresores/Mayor susceptibilidad a infecciones:La administración de vacunas con virus vivos o vacunas con virus vivos atenuados en pacientes inmunocomprometidos por agentes quimioterapéuticos incluyendo el carboplatino, podría producir infecciones graves o fatales. Se debe evitar la aplicación de una vacuna con virus vivos en pacientes que reciben tratamiento con carboplatino. Es posible aplicar vacunas con virus muertos o inactivos; sin embargo, la respuesta a tales vacunas podrá ser reducida. Embarazo: El carboplatino puede provocar daños en el feto cuando se la administra a mujeres embarazadas. El medicamento se debe utilizar durante el embarazo solamente en situaciones que pongan en riesgo la vida de la madre, o en el caso de enfermedades para las que no existan medicamentos más seguros o éstos sean poco efectivos. Si el medicamento se administra durante el embarazo, o si la paciente queda embarazada mientras recibe carboplatino, se le deberá informar a la paciente el posible riesgo para el feto. Las mujeres en edad fértil deberían evitar quedar embarazadas mientras reciban tratamiento con carboplatino. Lactancia: No se ha establecido con claridad si el carboplatino o sus metabolitos que contienen platino se distribuyen por la leche materna. Sin embargo, dado el potencial de reacciones adversas graves en infantes si el medicamento pasara a la leche, se deberá interrumpir la lactancia durante el tratamiento.

Interacciones.

El carboplatino se usa principalmente en combinación con medicamentos antineoplásicos que tienen efectos citotóxicos similares. En estas circunstancias, es probable que exista toxicidad de los aditivos. El uso simultáneo de carboplatino y otros agentes mielosupresores o terapia de radiación podrían potenciar la toxicidad hematológica. Se ha informado una mayor incidencia de la emesis cuando se usa carboplatino y otros medicamentos emetogénicos de forma simultánea o cuando se administra carboplatino a pacientes que antes habían recibido tratamiento emetogénico. La administración simultánea de carboplatino y aminoglicósidos tiene como resultado un mayor riesgo de nefrotoxicidad u ototoxicidad, y se debe tener precaución cuando se usan los medicamentos en conjunto. El uso de otros medicamentos nefrotóxicos resulta una potenciación de los efectos renales del carboplatino. El carboplatino interactúa con el aluminio para formar un precipitado negro de platino y pérdida de potencia. No se deben utilizar conjuntos para IV, agujas, catéteres y jeringas que contengan aluminio para la administración del medicamento.

Sobredosificación.

No se conocen antídotos para la sobredosis de carboplatino, por lo que se deberán tomar todas las precauciones posibles para evitar una sobredosis; esto incluye conocer cabalmente el potencial riesgo de una sobredosis, calcular con atención la dosis a administrar y contar con las instalaciones adecuadas para el diagnóstico y tratamiento. La sobredosis aguda de carboplatino podría provocar un aumento de sus efectos tóxicos esperados (como mielosupresión grave, náuseas y vómitos intratables, toxicidad neurosensorial grave, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, etc.). Podría desencadenar la muerte. La hemodiálisis sólo resulta efectiva, incluso apenas en parte, hasta 3 horas después de la administración, dada la rápida y extensa unión del platino a las proteínas plasmáticas. Los signos y síntomas de sobredosis se deben tratar con cuidados paliativos.

Presentación.

CARBOPLATINO Solución inyectable de 150 mg/15 mL. CARBOPLATINO Solución inyectable de 450 mg/45 mL.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con CARBOPLATINO .

5