Medicamentos

SANDRENA 0,1% GEL - Laboratorio Merck Sharp & D

Laboratorio Merck Sharp & D Medicamento / Fármaco SANDRENA 0,1% GEL

Estrogenoterapia.

Composición.

Estradiol hemihidrato correspondiente a 0,5 mg de estradiol por sachet de dosis única. Estradiol hemihidrato correspondiente a 1,0 mg de estradiol por sachet de dosis única. Forma farmacéutica: Gel, sachet de dosis única. Gel suave opalescente. Lista de excipientes: Carbomer 934, solución de hidróxido de sodio, propilenglicol, etanol al 96%, agua purificada.

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: Grupo farmacoterapéutico: ATC código G03CA03. La farmacodinamia de Sandrena®es similar a la de los estrógenos orales, pero la principal diferencia con la administración oral se encuentra en el perfil farmacocinético. La eficacia clínica de Sandrena®en el tratamiento de los síntomas menopáusicos es comparable a la de los estrógenos que se administran vía oral. El tratamiento percutáneo con estradiol combinado con acetato de medroxiprogesterona baja el colesterol total sin reducir el nivel de colesterol HDL. El tratamiento con Estradiol 0,1 % gel es tan eficaz como el estrógeno oral para reducir la disminución posmenopáusica de la densidad osea. Propiedades farmacocinéticas: Sandrena®es un gel de estradiol en una base alcohólica. Al aplicarlo en la piel, el alcohol se evapora rápidamente y el estradiol se absorbe a través de la piel y pasa a la circulación. La aplicación de Sandrena®a una superficie de 200 - 400 cm2(el tamaño de una o dos manos) no afecta la cantidad de estradiol absorbido. Sin embargo, si Sandrena®se aplica a una superficie mayor, la absorción disminuye significativamente. En cierta medida, sin embargo, el estradiol se almacena en el tejido subcutáneo, del cual se libera gradualmente a la circulación. La administración percutánea evita el metabolismo hepático de primer paso. Por estas razones, las fluctuaciones de las concentraciones plasmáticas de estrógeno con Sandrena®son menos pronunciadas que con estrógeno admiministrado vía oral. Las dosis percutáneas de 0,5; 1,0 y 1,5 mg de estradiol (0,5; 1,0 y 1,5 g de Sandrena®) dan concentraciones máximas en el plasma de alrededor de 140, 250 y 580 pmol/L, respectivamente. Las correspondientes concentraciones promedio durante el período de dosificación son 75, 124 y 210 pmol/L. Durante el tratamiento con Sandrena®, la razón estradiol/estrona se mantiene entre 0,4 y 0,7, mientras que para el tratamiento con estrógeno oral suele caer a menos de 0,2. La exposición media al estradiol en estado de equilibrio para Sandrena®es de 82% comparada con una dosis oral equivalente de valerato de estradiol. Por lo demás, el metabolismo y la excreción del estradiol transdérmico siguen el destino de los estrógenos naturales. Datos de seguridad preclínica: El estradiol es una hormona femenina natural con un uso clínico establecido, por lo que no se han efectuado estudios toxicológicos con Sandrena®. Los estudios necesarios sobre los efectos irritantes del gel se efectuaron en conejos, y los estudios de sensibilización de la piel en conejillos de Indias. Sobre la base de los resultados de estos estudios se puede concluir que Sandrena®causa una leve irritación de la piel con muy poca frecuencia. La irritación de la piel se puede reducir cambiando diariamente el lugar de aplicación.

Indicaciones.

Tratamiento de los síntomas de deficiencia de estrógenos asociados con la menopausia natural o quirúrgica. Prevención de la osteoporosis posmenopáusica inicial.

Modo de uso.

Sandrena®es un gel para uso transdérmico. Sandrena®se puede usar para tratamiento continuo o cíclico. La dosis inicial usual es 1,0 mg de estradiol (1,0 g de gel) diario, pero la selección de la dosis inicial puede basarse en la gravedad de los síntomas de los pacientes. Dependiendo de la respuesta clínica, la dosis se puede ajustar individualmente, después de 2 a 3 ciclos, de 0,5 g a 1,5 g de estradiol diario. En pacientes con un útero in situ, es necesario combinar Sandrena®con una dosis adecuada de progestágeno durante un tiempo adecuado como, por ejemplo, 12-14 días consecutivos al mes, o continuamente, para contrarrestar la hiperplasia del endometrio estimulada por el estrógeno. Método de administración: La dosis de Sandrena®se aplica una vez al día sobre la piel de la parte inferior del tronco o de los muslos derecho e izquierdo en días alternados. La superficie de aplicación debe tener 1-2 veces el tamaño de una mano. Sandrena no debe aplicarse en las mamas, la cara o la piel irritada. Después de la aplicación, el gel se debe dejar secar por unos minutos y el sitio de la aplicación no se debe lavar dentro de la hora siguiente. Hay que evitar el contacto del gel con los ojos. Se deben lavar las manos después de la aplicación.

Contraindicaciones.

Historia conocida o sospechada de cáncer de mama. Tumores estrógeno-dependientes conocidos o sospechados (p. ej., cáncer endometrial). Sangrado vaginal sin diagnóstico. Historia confirmada de tromboembolia venosa [trombosis venosa profunda (TVP), embolia pulmonar] en los 2 últimos años. Historia de tromboembolia venosa (TEV) recurrente o enfermedades trombofílicas existentes en pacientes que todavía no esté bajo tratamiento anticoagulante (ver Advertencias). Enfermedades hepáticas agudas o crónicas, o una historia de enfermedades hepáticas mientras las pruebas de función hepática no vuelvan a ser normales. Hipersensibilidad conocida a las sustancias activas o a cualquiera de los excipientes.

Efectos indeseables.

La reacción adversa más frecuente es la sensibilidad de las mamas, que se presenta en más del 10% de las mujeres.

Se han informado casos muy raros de cloasma, eritema multiforme, eritema nudoso y erupciones hemorrágicas en mujeres que usan TRH. El tromboembolismo venoso, es decir, trombosis venosa profunda de las extremidades o trombosis venosa pélvica y embolia pulmonar, es más frecuente en usuarias de TRH que en no usuarias. Para más información, ver Contraindicaciones y Advertencias.

Advertencias.

Antes de iniciar o reimplantar la terapia de reposición hormonal (TRH), se debe obtener una historia médica personal y familiar completa, junto con un examen general y ginecológico guiado por las contraindicaciones y las advertencias para el uso. Durante el tratamiento se recomiendan controles de frecuencia y naturaleza adaptadas a la paciente individual, y se deben efectuar exámenes de control de las mamas y/o mamografías de acuerdo con las prácticas aceptadas actualmente, modificadas según las necesidades clínicas individuales. El uso prolongado sin la adición de un progestágeno puede causar hiperplasia endometrial. Por lo tanto, en mujeres con un útero in situ el tratamiento con Sandrena®debe combinarse con la administración cíclica o continua de un progestágeno. En el tratamiento cíclico, puede haber sangrado por privación y manchas durante los primeros meses de tratamiento. Si el sangrado reaparece después de un período de sangrado regular o amenorrea, o continúa una vez de terminado el tratamiento, se debe investigar la etiología del sangrado. Esto puede incluir la biopsia endometrial. Si cualquiera de las condiciones siguientes se encuentra presente, se ha producido anteriormente y/o se ha agravado durante el embarazo o un tratamiento hormonal previo, se deben sopesar los beneficios frente a los posibles riesgos. En estos casos las pacientes deben ser controladas estrechamente. Se debe tener en cuenta que estas condiciones pueden, en casos raros, recurrir o agravarse durante el tratamiento con Sandrena®: Una historia de tumores estrógeno dependientes. Leiomiomas, endometriosis, hiperplasia del endometrio. Enfermedad fibroquística de la mama. Historia de enfermedades tromboembólicas o la presencia de factores de riesgo (ver más adelante). Hipertensión. Diabetes mellitus con compromiso vascular. Enfermedades hepáticas (por ej., porfiria, adenoma hepático, ictericia). Colelitiasis. Otoesclerosis. Migraña o dolor de cabeza (intenso). Los estrógenos pueden causar retención de líquido y, por lo tanto, las pacientes con disfunción cardíaca o renal deben ser observadas cuidadosamente. Las pacientes con enfermedades renales en sus etapas finales deben ser controladas estrechamente, pues se puede esperar que los componentes activos de Sandrena®aumenten sus niveles en la sangre. En caso de que se agravara el asma, la epilepsia o la diabetes mellitus, se debería reconsiderar la TRH. Se han observado cambios en la tolerancia a la glucosa en algunas pacientes bajo terapia con estrógeno/ progestágeno. Sandrena®puede mejorar la sensibilidad a la insulina y su eliminación. Para un buen control glucémico de pacientes diabéticas, ellas deben controlarse durante los primeros meses de terapia. Los estudios epidemiológicos han sugerido que la TRH está asociada con un mayor riesgo relativo de desarrollar TEV, es decir, trombosis venosa profunda (TVP) o embolia pulmonar. Los estudios detectan un riesgo 2-3 veces mayor en las usuarias comparadas con las no usuarias, lo cual, para mujeres sanas, representa uno o dos casos adicionales de TEV en 10.000 pacientes-año de tratamiento con TRH. La aparición de este evento es más probable en el primer año de TRH que más adelante. Los factores de riesgo generalmente reconocidos para TEV incluyen una historia personal o familiar, obesidad grave (Índice de Masa Corporal >30 kg/m2) y lupus eritematoso sistémico (LES). No hay consenso acerca del posible papel de las venas varicosas en la TEV. El uso de TRH en pacientes con una historia de TEV recurrente o con estados trombofílicos existentes que ya están bajo tratamiento con anticoagulantes, exige una consideración cuidadosa del riesgo-beneficio del uso de TRH (ver también Contraindicaciones). La existencia de una historia personal o familiar marcada de tromboembolia recurrente o aborto espóntaneo recurrente debe ser investigada para excluir una predisposición trombofílica. Hasta que se haga un diagnóstico preciso o se inicie la terapia con anticoagulantes, el uso de TRH en esas pacientes debe considerarse como contraindicado. El riesgo de TEV puede aumentar temporalmente con la inmovilización prolongada, los traumas graves o la cirugía mayor. Al igual que en todos los pacientes posoperatorios, se debe prestar minuciosa atención a las medidas profilácticas para impedir la TEV después de la cirugía. Cuando es probable que haya una inmovilización prolongada después de una cirugía electiva, especialmente cirugía abdominal u ortopédica de las extremidades inferiores, se debe considerar la interrupción temporal de la TRH cuatro a seis semanas antes, si es posible. Si se desarrolla una TEV después de comenzar la terapia, se debe discontinuar Sandrena®. A las pacientes se les debe decir que se contacten con su médico de inmediato si observan algún síntoma potencial de tromboembolia (por ej., hinchazón dolorosa de las piernas, dolor súbito al pecho, disnea). Un reanálisis de los datos originales de 51 estudios epidemiológicos detectó un aumento pequeño o moderado de la probabilidad de diagnosticar cáncer de mama en mujeres que estaban o habían estado recientemente bajo TRH. Los hallazgos pueden deberse a un diagnóstico precoz, a un efecto real de la TRH o a una combinación de ambos. La probabilidad de diagnosticar un cáncer de mama aumentó con la duración del tratamiento, y volvió a lo habitual en el curso de 5 años después de suspender la TRH. Es menos probable que el cáncer de mama diagnosticado en usuarias actuales o recientes de TRH se haya extendido fuera de la mama, en comparación con el de las no usuarias. Entre los 50 y 70 años de edad, a alrededor de 45 mujeres de cada 1.000 que no usan TRH se les diagnosticará cáncer de mama, y la tasa aumenta con la edad. Se calcula que entre las usuarias de TRH durante 5 a 15 años, dependiendo de la edad al inicio y la duración del tratamiento, el número adicional de casos de cáncer de mama diagnosticado será del orden de 2 a 12 casos por cada 1.000 mujeres. Se ha reportado que hay un aumento del riesgo de enfermedades vesiculares confirmadas quirúrgicamente en mujeres posmenopáusicas que recibían estrógenos. Se ha reportado que existe un mayor riesgo de desarrollar lupus eritematoso sistémico durante el tratamiento con TRH. El uso de estrógenos puede influir en los resultados de algunas pruebas endocrinas y de función hepática. La terapia con estrógenos puede estar asociada con un aumento de los triglicéridos plasmáticos que puede conducir a pancreatitis y otras complicaciones en pacientes con defectos hereditarios en el metabolismo lipoproteico. Si la paciente se olvida de aplicar una dosis, ella debe aplicarse lo antes posible, a menos que la dosis se haya atrasado más de 12 horas. La dosis siguiente se debe aplicar a la hora acostumbrada. Las dosis omitidas pueden inducir sangrado irregular. Muy rara vez, Sandrena®puede causar irritación leve de la piel. La irritación se puede reducir cambiando diariamente el lugar de aplicación. Sandrena®no es un anticonceptivo y se debe recomendar una anticoncepción no hormonal adecuada.

Interacciones.

El uso concomitante de productos medicinales que inducen enzimas hepáticas microsomales, tales como barbitúricos, hidantoína, fenitoína, primidona, carbamazepina, rifampicina, rifabutina o griseofulvina, puede reducir el efecto estrogénico de Sandrena®. Puede ser necesario el monitoreo clínico y el ajuste de la dosis si estos productos medicinales se usan conjuntamente. El uso concomitante de productos medicinales que inhiben las enzimas hepáticas microsomales, tales como ketoconazol y ciclosporina, puede aumentar el efecto estrogénico de Sandrena®. El uso de estrógenos puede influir en los resultados de las pruebas de tolerancia a la glucosa y de la función tiroidea y hepática. Embarazo y lactancia: Sandrena®no debe emplearse durante el embarazo y la lactancia. Los resultados clínicos de muchos estudios epidemiológicos de anticonceptivos orales sugieren que los estrógenos usados solos o asociados con progestágenos durante los primeros meses de embarazo no producen un mayor riesgo de teratogenicidad. Si el embarazo se produce durante el tratamiento con Sandrena®, se debe suspender el tratamiento. Efectos sobre la capacidad para conducir y usar maquinaria: No se han observado efectos sobre la capacidad para conducir y usar maquinaria.

Conservación.

Conservar a no más de 25 °C. Incompatibilidades:No aplicable. Duración en almacenamiento:3 años. Instrucciones para su manipulación: No hoy requisitos especiales.

Sobredosificación.

Generalmente, los estrógenos son bien tolerados aun en dosis masivas. Los efectos de la sobredosis generalmente conducen a sensibilidad de las mamas, inflamación abdominal o pelviana, ansiedad, irritabilidad. Estos síntomas desaparecen cuando se suspende el tratamiento o cuando se reduce la dosis.

Presentación.

Sachet de lámina de aluminio con dosis única, suministrado en estuches con 28 o 91 sachet de dosis única para cada dosificación.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con SANDRENA 0,1% GEL .

4