Medicamentos

PAXON - Laboratorio Eurolab

Laboratorio Eurolab Medicamento / Fármaco PAXON

Composición.

Cada comprimido de PAXON contiene: Buspirona 5 mg. Excipientes c.s. Cada comprimido de PAXON contiene: Buspirona 10 mg. Excipientes c.s.

Farmacología.

Buspirona es un agente ansiolítico no benzodiazepínico, sin relación química con los agentes psicotrópicos existentes. La droga es un derivado del azaspirodecanediona; farmacológicamente diferente de las fenotiazinas, butirofenonas, antidepresivos tricíclicos, inhibidores de la MAO y benzodiazepinas. Buspirona parece producir efectos ansiolíticos a través de efectos serotoninérgicos y dopaminérgicos. Buspirona inicialmente fue estudiado como un agente antipsicótico, sin embargo, los estudios en pacientes esquizofrénicos fueron decepcionantes. Posteriormente efectos ansiolíticos con un desarrollo mínimo de la ataxia o disfunción psicomotriz observado en animales y en estudios clínicos, buspirona ha demostrado menos efectos secundarios que clorazepato o diazepam. En comparación con diazepam, buspirona produce menos sedación, un menor efecto sobre la función psicomotora y psicológica, y una menor propensión a interacciones con etanol y depresores del SNC, lo que sugiere su uso en pacientes en los que no se desea un componente sedante, o en ancianos que son en general más sensibles a los efectos sedantes de las benzodiazepinas. La dependencia física y los síntomas de abstinencia no han sido reportados. Buspirona posee un bajo potencial de causar abuso y dependencia, el síndrome de retirada parece no ocurrir tras el tratamiento con buspirona. Mecanismo de acción:El mecanismo de acción de la buspirona es desconocido, sin embargo su acción difiere del típico mecanismo ansiolítico de las benzodiazepinas. Buspirona carece de los efectos anticonvulsivantes, sedantes y/o relajantes musculares de las benzodiazepinas. Debido a estas características buspirona se ha denominado "anxioselectivo". Buspirona no se une a los receptores de las benzodiazepina, al recetor GABA, ni al ion cloruro. Estudios preclínicos in vitro han demostrado que la buspirona tiene una alta afinidad por los receptores de serotonina (5-HT 1A). Buspirona tiene una moderada afinidad por los receptores de dopamina D2 del cerebro y algunos estudios sugieren que la buspirona podría tener efectos indirectos sobre otros sistemas de neurotransmisores. Perfil farmacocinético: Absorción:La absorción de buspirona es de un 90%, sin embargo su biodisponibilidad es baja, debido a que sufre un extenso metabolismo hepático de primer paso. El administrar buspirona junto con los alimentos aumenta la concentración plasmática máxima y el área bajo la curva (AUC), se produce una menor tasa de absorción, pero un aumento en la cantidad total de fármaco inalterado que alcanza la circulación sistémica. Esto debido a una disminución en el grado de metabolización de "primer paso". La respuesta inicial al tratamiento es detectable después de una semana de tratamiento. El tiempo que tarda buspirona en alcanzar la concentración máxima es de aproximadamente 40 a 90 minutos. La administración de buspirona debe de ser constante, ya sea siempre con alimentos o siempre sin alimentos. Debe evitarse administrar buspirona con grades cantidades de jugo de pomelo durante el tratamiento. Distribución:Buspirona posee una unión a proteínas plasmáticas del 86%, de la cual un 69% de la buspirona está unido a la albúmina y el resto se une a la glicoproteína ácida alfa-1. Posee un volumen de distribución de 5,3 L/Kg. Metabolismo:Buspirona es metabolizado principalmente por el hígado, donde se destaca el amplio metabolismo de primer paso que posee. Se metaboliza principalmente por oxidación, la que es realizada por el citocromo P450 3A4. Se han identificado como metabolitos de buspirona, el 1-piperazina pirimidinil (1-PP), el cual es activo y algunos derivados hidroxilados y glucoronisados los que probablemente no poseen actividad significativa. Posee un tiempo de vida media de 2.4 a 2.7 horas. Excreción:La excreción renal de buspirona es de 29% a 63%, esta fracción se elimina dentro de las 24 horas posteriores a la administración, principalmente como metabolitos. Menos del 1% de la dosis administrada por vía oral de buspirona se excreta inalterada en la orina, un 10% se excreta como conjugados hidrolizables y la excreción a través de las heces corresponde entre el 18% al 38%. Poblaciones especiales Efectos de la edad y género No hay diferencias significativas en la farmacocinética de buspirona (ABC y Cmax) entre las personas de edad avanzada y sujetos jóvenes o entre hombres y mujeres. La eficacia y seguridad de buspirona en menores de 18 años no ha sido demostrada. Insuficiencia hepática Después de la administración de buspirona a los pacientes con insuficiencia hepática, el ABC de buspirona se multiplicó por 13 en comparación con sujetos sanos Insuficiencia renal Después de la administración de buspirona a pacientes con insuficiencia renal (CLcr = 10 -70 ml/min/1.73 m2) el ABC de buspirona aumento 4 veces en comparación con pacientes sanos (Clcr ≥ 80 ml/min/1.73 m2) Raza Los efectos de la raza en la farmacocinética de buspirona no han sido estudiados.

Indicaciones.

PAXON está indicado para el tratamiento de los trastornos de ansiedad agudos y crónicos de la siguiente sintomatología patrón: ansiedad, agitación, inquietud interna, estados de tensión.

Dosificación.

Vía oral. Dosis: según prescripción médica. NOTA IMPORTANTE Buspirona no elimina los síntomas de abstinencia producidos por el uso prolongado de las benzodiazepinas. Si buspirona está destinado a sustituir el tratamiento de larga data con benzodiazepinas, esta última se debe retirar poco a poco del paciente antes de iniciar el tratamiento con buspirona. Dosis usual adultos: Dosis inicial es de 5 mg tres veces al día. La dosis puede incrementarse según necesidad en 5 mg diarios cada dos o tres días de tratamiento, siendo la dosis óptima 20 a 30 mg en la mayoría de los pacientes dividida en dos o tres tomas por día. No se debe ingerir por más de 4 meses. La dosis diaria no debe superar los 60 mg/día. Dosis en pacientes con insuficiencia renal: No se recomienda la administración de buspirona a pacientes con insuficiencia renal grave. En pacientes con disfunción renal de leve a grave, el clearance de la buspirona puede disminuir hasta un 50%, sin embargo, no existe una clara relación entre el grado de insuficiencia renal y el grado de cambio en la remoción de buspirona. Los pacientes con insuficiencia renal deben ser estrechamente monitorizados, ya que puede requerir una reducción de la dosis. Dosis en pacientes con insuficiencia hepática: No se recomienda la administración de buspirona a pacientes con insuficiencia hepática grave.

Contraindicaciones.

Está contraindicado en caso de hipersensibilidad a buspirona o a cualquier otro componentes de la fórmula. También está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática y renal graves.

Embarazo y lactancia.

Embarazo:Categoría C. Estudios en animales no han revelado efectos fetotóxicos, sin embargo no se han realizados estudios controlados en mujeres. La seguridad de este medicamento no se ha establecido. Este tipo de drogas debe darse sólo cuando sea estrictamente necesario. Lactancia:Se desconoce si este medicamento se excreta en la leche materna, la droga y sus metabolitos se distribuyen en leche de ratas. Por lo tanto, se recomienda que el uso de buspirona en mujeres que amamantan deba evitarse.

Reacciones adversas.

Las reacciones adversas más comunes son mareos, náuseas, dolor de cabeza, nerviosismo y excitación. Las reacciones adversas que más comúnmente causaron el abandono del tratamiento con buspirona fueron las alteraciones del sistema nervioso central, principalmente mareos, insomnio, nerviosismo y somnolencia; trastornos gastrointestinales, principalmente náuseas y otros trastornos diversos, como dolor de cabeza y fatiga. A continuación se enumeran los eventos adversos que ocurrieron con una frecuencia superior o igual al 1% en pacientes a los que se les administró buspirona durante 4 semanas. Taquicardia/palpitaciones, mareos, somnolencia, nerviosismo, insomnio, mareos, disminución de la concentración, excitación, ira/hostilidad, confusión, depresión, visión borrosa, náuseas, sequedad de boca, diarrea, estreñimiento, vómitos, dolores musculoesqueléticos, parestesia, falta de coordinación, temblor, erupción cutánea, dolor de cabeza, fatiga, debilidad. Otras reacciones adversas observadas tras la administración de buspirona son: Cardiovascular: Frecuente fue el dolor torácico inespecífico, poco frecuentes fueron síncope, hipotensión e hipertensión, accidente cerebrovascular; y fueron raras, insuficiencia cardíaca congestiva, infarto al miocardio, cardiomiopatía, y bradicardia. Sistema Nervioso Central: Frecuentes fueron alteraciones de sueño, poco frecuentes fueron despersonalización, disforia, intolerancia al ruido, euforia, acatisia, temor, pérdida de interés, disociación, alucinaciones, movimientos involuntarios, se redujo el tiempo de reacción, ideación suicida, convulsiones; raras fueron sensación de claustrofobia, intolerancia al frío, estupor, problemas del habla, psicosis. Oídos, ojos, nariz y garganta Frecuentes fueron congestión, tinitus, dolor de garganta y nariz; poco frecuentes fueron enrojecimiento y picazón de ojos, alteración del gusto, olfato alterado, y conjuntivitis; raras fueron anormalidades del oído interno, dolor ocular, fotofobia y presión sobre los ojos. Endocrino: Raros fueron galactorrea y anormalidad de la tiroides. Gastrointestinales Poco frecuentes fueron flatulencia, anorexia, aumento del apetito, salivación, colon irritable, y sangrado rectal; raro fue el ardor de lengua. Genitourinario: Poco frecuentes fueron alteraciones en la frecuencia urinaria, disuria inicial, irregularidad y manchado menstrual, raras son la amenorrea, enfermedad pélvica inflamatoria, enuresis, y nocturia. Musculoesqueléticos: Fueron poco frecuentes los calambres musculares, espasmos musculares o rigidez muscular, y artralgias, rara fue la debilidad muscular. Respiratorias: Poco frecuentes fueron hiperventilación, dificultad para respirar, y la congestión en el pecho, fue muy raro epistaxis. Función Sexual: Poco frecuentes fueron disminución o aumento de la libido, raras son retraso de la eyaculación e impotencia. Piel: Poco frecuentes fueron edema, prurito, hematomas, pérdida de cabello, piel seca, edema facial y ampollas; raras fueron acné y adelgazamiento de las uñas. Laboratorio Clínico: Poco frecuentes fueron los incrementos de las aminotransferasas hepáticas (SGOT, SGPT); raras fueron la aparición de eosinofilia, leucopenia y trombocitopenia. Varios Poco frecuentes fueron aumento de peso, fiebre, sensación de estruendo en la cabeza, pérdida de peso y malestar general, raras son abuso de alcohol, alteración del sangrado, pérdida de la voz e hipo. Experiencia port-comercialización:Informes voluntarios de pacientes han incluido desde casos raros de reacciones alérgicas (incluyendo urticaria), angioedema, rigidez en la dentadura, mareo (raramente reportado como vértigo), reacciones de distonía, ataxia, parestesia, convulsiones, síntomas extrapiramidales, discinesias (aguda y tardía), equimosis, labilidad emocional, síndrome serotoninérgico, dificultad transitoria del recuerdo, retención urinaria, alteraciones visuales (incluyendo la visión de túnel), parkinsonismo, acatisia, síndrome de piernas inquietas, desorden sicótico, inquietud, anormalidades en el sueño. Debido a la naturaleza incontrolada de estos informes espontáneos, una relación causal con el medicamento no ha sido determinada.

Precauciones.

Se debe evitar la coadministración con grandes cantidades de jugo de pomelo. El uso concomitante de buspirona con un inhibidor de la monoamino oxidasa puede ocasionar una crisis hipertensiva. No se recomienda la administración en pacientes con insuficiencia renal y/o hepática grave. Buspirona no detiene los síntomas de abstinencia producidos por el uso de sedantes/hipnóticos/ansiolíticos en pacientes dependientes de este tipo de medicamentos. Por lo tanto, antes de iniciar el tratamiento con buspirona, es recomendable retirar gradualmente los sedantes/hipnóticos/ansiolíticos de los pacientes, especialmente en aquellos que han utilizado un fármaco depresor del SNC de forma crónica como tratamiento previo. Los estudios indican que buspirona es menos sedante que otros ansiolíticos, y no produce un deterioro funcional significativo. Sin embargo, sus efectos sobre el SNC son dependientes de cada individuo y no puede ser predecible la respuesta que tendrá el paciente, por lo tanto, los pacientes deben tener cuidado al operar un automóvil o al usar una maquinaria compleja, hasta que tengan la certeza de que el tratamiento con buspirona no les afecta negativamente. Buspirona administrado concomitantemente con alcohol no aumenta deterioro inducido por el alcohol en el rendimiento motor y mental, sin embargo es prudente evitar el uso concomitante de alcohol y buspirona. Debido a que la buspirona puede unirse a los receptores de dopamina, se ha planteado su potencial de causar cambios neurológicos agudos y crónicos, mediados por el cambio en la neurotransmisión de dopamina (distonía, pseudo-parkinsonismo, acatisia y discinesia tardía). Clínicamente, los ensayos controlados no ha podido identificar cuadros neurolépticos importantes, sin embargo un síndrome de inquietud, que aparece poco después del comienzo del tratamiento, se ha informado en una pequeña fracción de los pacientes tratados con buspirona.

Interacciones.

La administración concomitante de buspirona con inhibidores de la monoamino oxidasa (clorgilina, iproniazid, isocarboxacida, meclobemida, nialamida, pargylina, fenelzina, procarbazina, selegilina, toloxatone, tranilcipromina) no es recomendable, ya que casos de crisis hipertensivas han sido descritas después de la administración simultánea de los inhibidores de la MAO con buspirona. La concomitancia de buspirona con inhibidores del citocromo P450 3A4, como son diltiazem, eritromicina, itraconazol, nafazodona, rifampicina, verapamilo, el jugo de pomelo, ketoconazol o ritonavir; pueden inhibir el metabolismo de buspirona produciendo un incremento en las concentraciones séricas de este medicamento, con lo cual se incrementan el riesgo de padecer Reacciones adversas:atribuibles a buspirona. El caso opuesto, la co-administración de buspirona con inductores del citocromo P450 3A4 como son dexametasona, fenitoína, fenobarbital o carbamazepina; pueden aumentar la tasa de metabolización de buspirona, lo que puede resultar en una pérdida del efecto ansiolítico. La concomitancia de buspirona con citalopram, linezolid o hierba de San Juan incrementan el riesgo de padecer un síndrome serotoninérgico. La administración concomitante de buspirona con tapentadol incrementa el riesgo de depresión respiratoria y depresión a nivel nervioso central. La administración conjunta de fluoxetina y gingko pueden precipitar la aparición de estados hipomaníacos. La concomitancia de buspirona con clozapina incrementa el riesgo de hemorragia gástrica e hiperglucemia.

Sobredosificación.

Unos pocos casos de sobredosis de buspirona se han reportado, en donde todos los pacientes tuvieron una completa recuperación y no se han reportado muertes después de la sobredosificación de buspirona. Clínicamente se ha descrito, náuseas, vómitos, mareos, somnolencia, miosis y distensión gástrica como manifestaciones de una sobredosificación por buspirona, con dosis que se acercaban a los 375 mg por día. Tratamiento No hay un antídoto específico para la intoxicación buspirona, el tratamiento de la sobredosificación por buspirona generalmente implica el tratamiento sintomático y de soporte. Después de la ingestión aguda de la buspirona, el estómago debe vaciarse de inmediato mediante la inducción a emesis o por lavado gástrico. Si el paciente está en estado de coma, está convulsivo o no tiene, o no es capaz de producir el reflejo del vómito, el lavado gástrico es la opción.

Presentación.

Envases con 20 comprimidos ranurados de 5 mg ó 10 mg.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con PAXON .

5